sábado, 27 de diciembre de 2008

Juan Martín Hernández: "No tengo miedo por el futuro"

No es Diego Torres, aunque su fama dentro y fuera de la cancha haya crecido de manera abrupta desde el Mundial 2007 para acá. Tampoco es el querido Manosanta lanzando al aire su famosa frase "Y... si no me tienen fe", aunque su juego de manos sea uno de los más aclamados dentro del rugby mundial. Es Juan Martín Hernández, Juani. El apertura de Los Pumas y del Stade Francais -aunque a veces en París lo ponen de fullback-, genio y figura de 26 años. De paso por Buenos Aires, gracias a que el calendario francés generó un paréntesis, vino a pasar las fiestas en familia. Y si la Navidad es tiempo de esperanza, aun ante un año irregular para Los Pumas, eso es lo último que se pierde. El lo afirma y reafirma en charla con Olé.

- Se termina el año, tiempo de balances. ¿Qué rescatás del 2008 con la Selección?
-Creo que con Los Pumas el balance es positivo, más allá de todo. Considero que estuvimos muy bien porque nos dio la oportunidad de juntarnos, si bien los resultados no acompañaron tal como la gente esperaba. Pero a nosotros nos sirve mucho juntarnos, es fundamental, más allá del recambio o del nuevo proceso, como quieran llamarlo. Suma estar mucho tiempo juntos y a eso tenemos que apuntar en el 2009.
-Que los resultados no hayan sido los esperados, ¿va de la mano con el recambio?
-Todo tiene que ver con todo, porque se nota el recambio: son nuevos jugadores, nuevo staff, nuevos entrenadores. En realidad el equipo está volviendo a formarse.
-¿Y cómo ves este nuevo equipo que se armó después del bronce en el Mundial 2007?
-Hay una buena base de jugadores que estamos desde el 2007 y hasta tiempo atrás. Yo, personalmente, no tengo miedo por el futuro, le tengo mucha fe a este nuevo proceso.
-Cuestión de tiempo, se podría decir...
-Sí, hay jugadores y calidad necesaria para salir adelante, aunque estemos inmersos en un cambio importante. No tengo dudas de eso.
-Algunos creen que no hay que mirar los resultados cuando todo se está formando, otros que sí. ¿Vos de que lado estás?
-De los que sí, de los que creen que importan los resultados, porque acompañan y hacen que las cosas sean más fáciles. Ahora el equipo no los está teniendo y hay que meterse un poco para adentro, para volver a sacar ese espíritu de conjunto que estuvo siempre en Los Pumas, que no lo perdimos, sino que, creo, lo estamos formando.

El muchacho, que tiene tanta valentía para encarar a los robots del Top 14 francés como para usar corbatas rosas (o camisetas, cuando juega para el Stade), no solo habló del seleccionado argentino. También le llegó el turno al análisis del año europeo, continente que pisó en el 2003 para convertirse en jugador del Stade Francais y, pese a que lo tentaron (y lo siguen tentando) de otros equipos importantes, como el Leicester de Inglaterra, sigue defendiendo los colores (azul o rosa, depende el día) del glamoroso conjunto parisino.

-¿Cómo definís tu 2008 en Francia?
-La verdad, se puede resumir en una sola palabra: contento. En la temporada 2007/08 me dieron el premio al mejor jugador y ahora, en términos de equipo, estamos bien, aunque recién vamos por la mitad del campeonato 2008/09, por lo que igualmente queda mucho camino por andar. Estamos segundos en el campeonato y peleando en el grupo de la primera fase de la Copa de Europa, así que bien, pero, repito, falta mucho.
-Te dieron el Olimpia de Plata 2008 en rugby, ¿ésa es la mejor manera para cerrar el año?
- Sí. El Olimpia, un buen momento en Francia y el convencimiento de que vamos a salir adelante con Los Pumas, porque tengo fe en el equipo.
-¿Hace olvidar a las lesiones? Este año te sacaron contra Italia y no pudiste entrar con Irlanda.
-Sí, por suerte de lo de Italia (fractura en una mano) y lo de Irlanda (contractura en el aductor derecho) ya no hay rastros, ya pasó, ya está.

ENTREVISTA. El artículo "No tengo miedo por el futuro" fue publicado en el diario deportivo Olé en diciembre de 2008.