miércoles, 5 de agosto de 2009

Grecia, la tercera colonia argentina en Europa

Cuando una estructura con demasiadas falencias cede ante la profesionalización y la llegada de capitales, está claro que el dinero y un nuevo marco jurídico sirve para convencer a inversores, intermediarios y jugadores. Esto pasó en Grecia, tras la breve suspensión determinada por la FIFA en 2006 a la selección y a los equipos locales para participar en toda competición internacional. "La HFF violó los principios de los estatutos de órgano que rige el futbol internacional, en cuanto a la independencia de las asociaciones, que mediante una ley nacional de deportes no se garantizaba la no intervención gubernamental", estableció el organismo.

Con la modificación legislativa, también llegó una reforma en la Federación helénica, explotó el mercado y los clubes apuntaron a los argentinos. Así, la Super Liga de Grecia, o bien llamada, Alpha Ethniki, empezará la temporada 2009/2010 con 41 compatriotas y con sólo dos equipos sin presencia albiceleste (Kavala y Panthrakikos), lo que la transforma en la tercera colonia argentina en el fútbol del Viejo Continente, detrás de España e Italia, que igualmente se encuentran cerrando sus respectivos libros de pases. Destino exótico en la época de Verón padre o de Jota Jota Borrelli, se podría decir que Grecia es la nueva tierra del mate. Así lo dejó en claro Horacio Cardozo, en diálogo con canchallena.com . "Me agarraron tomando unos mates con Seba Bartolini -ex Talleres-, porque los griegos mucho no se prenden", comentó el ex jugador de Estudiantes y Nueva Chicago, quien ahora es uno del emblemas del Asteras Trípolis, club dirigido por Mario Gómez, quien supo ser asistente de Hector Cúper durante varios años. "Pelusa" está por comenzar su tercer año allá y dice sentirse cómodo y "totalmente adaptado al país".

Antes, los futbolistas argentinos tenían otros sueños, otros objetivos para pegar el gran salto: llegar al fútbol grande de Europa, triunfar y consagrarse. Pero billetera mata galán, diría un mediático. De 2006 a la fecha, ha explotado el mercado griego y la presencia de compatriotas se multiplicó temporada tras temporada. Después de la liga ibérica y la italiana, Grecia se ubica como la siguiente opción, gracias al dinero, el buen clima, los mejores paisajes y algo para nada menor: una profesionalización del fútbol local que sería la envidia de los dirigentes nacionales. "Te firman un contrato en griego y en español, te ofrecen auto, casa y los jugadores cobran todo a fin de cada mes, hay pocas deudas y cuando se atrasan abonan todo junto", señaló el agente Juan Cruz Oller a canchallena.com , quien representa a varios de los nuevos integrantes de la legión argentina en la tierra de Platón.

Horacio Cardozo viste la 8 del Asteras y encontró su lugar en el mundo. "Vine acá porque tenía la posibilidad de jugar en Europa, de hacer una nueva experiencia en otro futbol. Tambien la realidad era que necesitaba un cambio, salir de lo que era Estudiantes y lo que me había pasado en Nueva Chicago, cuando tuvimos la mala suerte de descender. Y todo eso me ayudó para tomar la decisión", comentó a la distancia, horas después de volver de la pretemporada realizada en Ancona, Italia. 

"Si te ponés a comparar el nivel con las ligas grandes no se puede, pero está creciendo mucho este mercado y están viniendo jugadores de todos lados", agregó, y destacó que "los dirigentes siempre son correctos". Idéntica virtud destaca Oller al referirse a quienes manejan el nuevo fútbol helénico: "son capitales locales que sólo piden credibilidad y respeto; son pasionales, pero se dieron cuenta que el fútbol es un negocio".

Los hinchas se desviven por los jugadores de nuestro país y a los técnicos y dirigentes les seduce la estirpe ganadora y trabajadora del futbolista argentino. Se pueden ver banderas albicelestes en los estadios y hasta llevan bengalas a los aeropuertos para recibirlos ni bien bajan del avión. Leandro Gracián puede dar fe de una cálida bienvenida que inlcuyó camisetas con su nombre, banderas amarillas y mucha gente.

El dinero y los papeles en orden convence, el nivel de juego crece y los jugadores argentinos se lanzan de cabeza hacia el Partenón. Los números cierran y lo que era una liga casi desconocida se transformó en el país de moda. Económicamente tentadora, Grecia vive la invasión argentina. 

NOTA. El artículo "Grecia, la tercera colonia argentina en Europa" fue publicado, en coautoría con +Fernando Czyz, el 5 de agosto de 2009 en canchallena.com.