viernes, 15 de enero de 2010

Sergio Canales, el chico ante el acecho de los grandes

Sergio Canales Madrazo lleva jugados siete cotejos en la presente temporada y cuatro festejos. Pero la explosión, el gran momento y las tapas de los principales diarios de España llegaron el pasado fin de semana. En el Ramón Sánchez Pizjuán, Racing de Santander venció 2 a 1 a Sevilla y sus goles, con cierto sello maradoniano , lo convirtieron en la mercancía ideal para los grandes equipos de España y de Europa. El plus, que seduce a las aves de rapiña que sobrevuelan durante el mercado de invierno, es su contrato: queda libre el próximo 30 de junio. Mientras, el presidente del club cántabro se lamenta de no haberle renovado en diciembre, cuando su padre y agente Angel Canales rechazó la propuesta.

Su repentina fama traspasó fronteras y sobre la espalda del joven de 18 años se posan las miradas de equipos ingleses como Manchester United, Arsenal y Chelsea. La "semana Canales" explotó en la prensa ibérica y todos dicen que "pujarán por él".

"Ahora mismo la preferencia es Racing. Son los que me han dado la confianza para debutar y tener minutos en Primera a una edad en la que es difícil. Sin descartar nada, yo ahora mismo, en la situación en la que estoy, estoy contento aquí", comentó Canales ayer en una rueda de prensa más propia de Real Madrid o de Barcelona que de Racing, por el número de medios de comunicación.

"Ahora me preocupa el partido del próximo domingo contra el Valladolid en El Sardinero", dijo, como para evadirse del tema en una semana en la que sus compañeros y varias figuras del fútbol estuvieron hablando de él, de su juego y de todo lo que puede suponer para el futuro.

Su contrato tiene otro ribete interesante. Augusto César Lendoiro, presidente de Deportivo La Coruña, metió un golazo en 2006, cuando intercambió figuritas con Francisco Pernía, titular de Racing, en la operación en la que ingresaron Pedro Munitis, Dudú Aouate y Antonio Tomás. Además de llevarse al arquero y al volante, Lendoiro se quedó con el 50% de un niño que llamaba la atención. Sergio Canales era su nombre.

"Con todas las ofertas me siento halagado", sostuvo el volante ofensivo de 1.76 y 65kg, según su ficha. Los análisis de los especialistas destacan su juego, pero critican su físico. Dicen que no aguanta más de 65 o 70 minutos, aunque valoran ciertos aspectos futbolísticos de crack .

Todos hablan de perla, de megaestrella, de joya, de "la mejor aparición de los últimos años". Debutó en la Copa UEFA y sus primeros pasos en Liga fueron en Pamplona, con Osasuna, en octubre de 2008. "Empecé jugando en el colegio. Mi familia, mi novia y mis amigos son de Santander, todo lo que quiero es de aquí", se defendió ante la consulta de qué grande prefiere. "Conmigo se ha montado una buena aquí, muchas veces hasta me asusto", agregó. Palabras del niño que el año pasado jugaba en la calle y hoy empieza a transitar la ruta de los ídolos del futuro.

Otros casos, historias similares

Allá lejos y hace tiempo, Ramón Mendoza quiso fichar a un explosivo Julen Guerrero para Real Madrid, pero el padre de la joven promesa no se decidió porque sabía que su hijo era un símbolo para el Athletic de Bilbao. Milan también se quiso aprovechar de su poder económico y le ofreció un cheque en blanco. Pero el conjunto vasco fue su lugar en el mundo. 

A los 26 años, en la edad justa para el apogeo futbolístico, el entrenador Luis Fernández lo relegó al banco de suplentes y se empezó a apagar la estrella de Julen. La Perla vio pasar su cuarto de hora y la prensa se empezó a olvidar de aquel chaval con futuro grande. "Guerrero no se atrevió, no quiso venir a Real Madrid", disparó, categórico, Mendoza, quien fue presidente blanco de 1985 a 1995. 

Fran es una leyenda en La Coruña. Allí fue protagonista principal del SuperDepor, que regresó a Primera en 1991 y movilizó al fútbol español durante toda la década siguiente. Real Madrid y Barcelona se pelearon por él y hasta firmó un precontrato con los blancos. Su retiro fue un poco más digno, con títulos y a los 36 años. Aunque se fue en litigio con el presidente Lendoiro por falta de pagos. Tanto Fran como Guerrero fueron un boom mediático, recibieron la llamada de los grandes, pero prefirieron soñar junto a los chicos. Cada uno a su manera. 

NOTA. El artículo "Sergio Canales, el chico ante el acecho de los grandes" fue publicado el 15 de enero de 2010 en canchallena.com