miércoles, 20 de abril de 2011

Braian Toledo: "Mi rival soy yo"

Foto: Guadalupe Aizaga / LA NACION

Ir a la escuela, entrenar, comer, dormir. Braian Toledo repite, una y otra vez, la agenda de un joven deportista que, más allá de las pistas de atletismo, cursa el último año del Polimodal. Una rutina que lo exige, pero que disfruta. Con sólo 17 años, la gran promesa del atletismo nacional se muestra tranquilo y sabe a la perfección que su progresión va de la mano del famoso "paso a paso". Ganador por naturaleza, el último sábado consiguió su primer torneo nacional de mayores en lanzamiento de jabalina y cuenta, en diálogo con canchallena.com , quién es su rival a la hora de competir.

"Yo siempre voy a competir conmigo mismo, porque mi primer rival soy yo y cada torneo que pasa me sirve para confirmar el trabajo que venimos haciendo con mi entrenador (Gustavo Osorio)", dice Braian, mientras los flashes empiezan a posarse sobre un chico que, con un trabajo ordenado, se codea con los grandes. A sus 17 años, ya utiliza una jabalina de 800 gramos, más pesada que la que utilizaba en temporadas anteriores, y la adaptación va de la mano de los buenos resultados. "Igual, estoy al 60%. Mi objetivo de este año es el Panamericano juvenil de Miami, en junio", aclara.

Sobre el logro del sábado, en el torneo realizado en el Centro Nacional de Alto Rendimiento, el balance es positivo, aunque no es motivo suficiente para cambiar su hoja de ruta. Un camino que incluye, además del Panamericano juvenil, el Sudamericano juvenil de Colombia (septiembre) y el Sudamericano de mayores (junio, en el Cenard). "El Mundial de juveniles de 2012, en Barcelona, será su último escalón de su etapa", anticipa Osorio. Toledo, medalla de oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Singapur 2010, ganó el certamen nacional con un registro de 74,62 metros, el cual significó su segunda mejor marca de esta temporada.

Con nuevos sponsors, que se acercan a darle un apoyo económico en pleno crecimiento deportivo, Braian sabe que sólo se debe centrar en los entrenamientos. "Sólo pienso en tirar más lejos; en tirar al infinito, día a día", comenta. Con acuerdos con una marca deportiva, una bebida y una tarjeta de crédito -de la que le tuvieron que dar una extensión, porque a su edad el plástico principal tiene que estar en poder de mamá Rosa-, él no siente que estos acuerdos lo presionen, por lo contrario, le sirven para poner el foco en la jabalina. "Si la familia está bien, yo sólo pienso en entrenar e ir al colegio. Me dan la tranquilidad de que hago algo que me encanta hacer y que podré hacer por mucho tiempo más", destaca.

"Su secreto es la alimentación. Pasó entre siete y ocho controles antidoping en 2010 y eso también es importante recalcarlo", resalta su entrenador. Mientras Osorio se ilusiona y avisa que "en las escuelas de nuestro país hay muchos Braian", él va al colegio de Marco Paz, se entrena, come y duerme. Pero, a la edad en la que sus compañeros de clase piensan en la universidad, él se dedica a ganar. Ya se lo dijo doña Rosa: "Mi mamá me dijo que si tengo un don, que lo aproveche".

ENTREVISTA. El artículo "Braian Toledo: Mi rival soy yo" fue publicado en canchallena.com el 20 de abril de 2011.