miércoles, 27 de julio de 2011

Londres se prepara para recibir al mundo

Londres, a 365 días de los Juegos Olímpicos 2012 | Foto: Guadalupe Aizaga

"Comienza el año más difícil", dijo ayer Sebastian Coe, aquel campeón olímpico de los 1500 metros devenido responsable máximo de la organización de los Juegos de Londres 2012. La ciudad lo ve de otra manera. Londres conjurará esa mirada contracturada con una fiesta gigantesca que hoy dará comienzo oficial a la cuenta regresiva de 365 días para el comienzo de la mayor cita del deporte universal. La señorial y elegante Trafalgar Square recibirá una celebración en la que el alcalde Boris Johnson abrirá oficialmente el tiempo de espera. Será el primer espectáculo de los Juegos, un anticipo del show con el que dentro de un año la capital británica piensa deslumbrar al mundo, con una coreografía cuyo contenido está guardado bajo siete llaves.

Detrás de la fiesta de esta tarde, Londres seguirá trabajando en la inmensa maquinaria con la que se propone llegar en condiciones óptimas al 27/7/2012. Un operativo que hoy puede repasarse así en sus renglones fundamentales:

Infraestructura

"El 90 por ciento de las obras está terminado", aseguró Coe. Si es rigurosamente cierto, todo un alarde de eficiencia. La Villa Olímpica, el estadio principal y las principales instalaciones ya se levantan en el Parque Olímpico de Stratford, situado en el este de Londres, una ex zona industrial de 2,5 kilómetros cuadrados.

Toda el área será dominada por el verde de los parques, jardines y canales artificiales. Hoy todavía es un descampado con pabellones y edificios diseminados, la mayoría terminados o en la última etapa de construcción. "Estamos en forma. Ahora, durante un año hay que probar, probar, probar... Tenemos que garantizar que el tiempo sea el exacto. No podemos pedirle a Usain Bolt que corra una vez más", agregó Coe. Hasta ahora, todo indica que no hará falta.

Transporte

Londres aspira a ofrecer "los Juegos del transporte público", y quien recorrió alguna vez su espléndida red de buses, trenes y subterráneos (el Tube ) no se animaría a contradecirla. Aunque una preocupación puntual, hoy, se cifra en la antigüedad de algunas de las instalaciones existentes. Durante los 17 días que durarán los Juegos, ese antiguo entramado público afrontará una demanda límite de hasta un millón de desplazamientos adicionales, según advirtió la Asamblea de Londres.

La ciudad recibe anualmente unos 3 millones y medio de visitantes, y se espera que durante los Juegos se sumen varios cientos de miles, todo un reto para el sistema de transporte. En VisitBritain, la autoridad de turismo, creen que la cita olímpica podría desanimar a potenciales turistas, que pospondrían sus viajes por temor a las aglomeraciones y los altos precios de alojamientos y servicios en esas dos semanas.

Economía

En 2003, Londres elevó un presupuesto de 2690 millones de euros para la organización de los Juegos. Aunque actualmente el dinero disponible asciende a 10.500 millones, la Autoridad de Entrega Olímpica confía en que los costos definitivos no superarán los 8170 millones.

Con respecto al impacto económico en la ciudad y en el país, canchallena.com tuvo acceso a un informe oficial según el cual más de 40.000 personas y 1500 empresas sumarán su aporte económico a los Juegos y se creará una considerable cantidad de puestos de trabajo. Además, se estima un ingreso de dos mil millones de libras en el rubro turismo. Cifra que puede aumentar con la promoción del comercio y la inversión en el Reino Unido.

Seguridad

Es, tal vez, el tema que hoy más preocupa. Una cuestión que siempre merodea los peores sueños de cada comité organizador de los Juegos Olímpicos desde Munich 1972, con la masacre de atletas israelíes, pero que hoy se reabre bajo la sombra del doble atentado en Noruega del viernes pasado.

Londres destinará a los dispositivos de seguridad un presupuesto de 550 millones de euros y un cuerpo de custodia de 12.000 agentes trabajando a diario. En marzo de este año, la organización anunció que la responsabilidad del área estará a cargo de la empresa G4S Security Services, una firma con 75 años de antigüedad que también tiene bajo sus cuidados el torneo de Wimbledon, la Ryder Cup y el GP de Fórmula 1 en Silverstone. "Tenemos a las personas correctas en el lugar correcto", apuntó Coe, según el cual el operativo durante la boda del príncipe Guillermo y Kate Middleton fue "una prueba exitosa".

Medio ambiente

Con la promesa de ofrecer los primeros Juegos Olímpicos verdes, la organización invirtió seis mil millones de libras en mejoras en las líneas de transporte y métodos de reciclaje que les permitan reducir la contaminación.

"Si vienen y lo intentan [usar sustancias prohibidas] los vamos a atrapar. Tendremos una tecnología superior a cualquier otra que hayan visto nunca", aseguró Sebastian Coe sobre el sistema antidoping que se utilizará en los Juegos, planeado en conjunto por el COI, la organización y la policía británica.

NOTA. El artículo "A un año de los Juegos, Londres se prepara para recibir al mundo" fue publicado en canchallena.com el 27 de julio de 2011.