miércoles, 17 de agosto de 2011

El día que el fútbol de primera volvió a Córdoba

CORDOBA.- "El plan ideal para este miércoles en Córdoba es ir a ver a Belgrano", pensó más de un desprevenido en una cálida jornada primaveral en la capital de la provincia, mientras la ola polar amenaza a gran parte del país de cara al próximo fin de semana largo. Tras 1522 días, el fútbol grande volvió a la provincia, pero sólo los socios del Celeste pudieron concurrir a la casa del equipo que hizo historia en la última promoción ante River, en su estadio de Barrio Alberdi. Sin carnet, no hubo paraíso para el resto de los cordobeses que tuvieron que vivir el empate por 1-1 ante Olimpo, tras el debut con igualdad en Floresta ante All Boys, desde la TV.

Martín Rolle fue quien abrió el marcador para Olimpo, tras un grosero error de la defensa de Belgrano, a los 7 minutos del primer tiempo. El empate llegó a los 11 del complemento, de la mano del talentoso Franco Vázquez.

Antes, mediante un comunicado de la CD de Belgrano, se explicó que no admiten más "socios fútbol" y sí "socios activos", por cuestiones de capacidad. Por eso, se puso el cupo en 16 mil personas. Desde el equipo, entienden que la cuestión es netamente deportiva: "No hay que olvidarse que nosotros hace cuatro años que no jugamos en el Chateau (hoy, Kempes). El equipo se siente cómodo en Alberdi", explicó el arquero Juan Carlos Olave en las últimas horas, en diálogo con el sitio local Mundo D.

En la televisión, es "el debate del momento" en cuanto a programas deportivos cordobeses se refiere. "Está bien", "está mal" y hasta el repetido "pasa que para los hinchas de Belgrano, el Chateau siempre fue de Talleres", forman parte de las mesas periodísticas. Algo que irá pasando a segundo plano con el pasar de las fechas, cuando Belgrano marque el ritmo de las noticias a base de resultados. Igual, desde el club ya avisaron que la localía "podrá cambiar de acuerdo al presente del equipo". Es más, se contempla que los "socios activos" gozarán de bonificaciones para los partidos ante Newell's, Independiente, Colón y Vélez, a disputarse en el remodelado estadio Mario Alberte Kempes, que fue sede de la Copa América.

Con el boom del ascenso ante River, los hinchas colmaron las expectativas por demás. "Sería más negocio ir al Kempes, pero no es lo que decidimos", avisó el presidente celeste Armando Pérez.

Socios más, socios menos, el Gigante explotó con el regreso de Belgrano a la máxima categoría y con el recuerdo vivo de la gesta histórica a sólo 56 días del triunfo ante los Millonarios en el choque de ida. Más allá de los debate previos sobre la postura dirigencial, lo importante fue volver a ver a la pelota girar sobre un césped cordobés en la primera división. Talleres dejó la categoría en 2004, Instituto lo hizo en 2006 y Belgrano se había ido en 2007. Cuatro temporadas después, Córdoba volvió a ser parte de la elite y el Pirata lo hizo posible.

NOTA. El artículo "El día que el fútbol de primera volvió a Córdoba" fue publicado en canchallena.com el 17 de agosto de 2011