martes, 16 de octubre de 2012

Martín Palermo: 'Mis equipos no van a especular'


Los arcos lo extrañan, aunque sus rivales prefieren no volver a cruzárselo. Su optimismo a la hora de marcar goles tuvo fecha de vencimiento, pero él, a los 38 años, ya piensa en un futuro cercano como protagonista, sin botines y con la certeza de volver a sentirse parte. A 11 días de cumplir su primer año fuera de las canchas, Martín Palermo habló con el perfil de un verdadero fanático, que ahora quiere hacer carrera desde el otro lado de la línea de cal. 

Lejos de la acción de cada domingo, admite sentirse cerca de la pelota gracias a sus proyectos, las ganas que tiene de ser director técnico junto a sus amigos Rolando Schiavi y Roberto Abbondanzieri. Incluso, habla del buen presente de su hijo Ryduan, que hace honor al apellido goleador con sus gritos en las inferiores de Estudiantes y en la selección juvenil. 

El fútbol sigue hipnotizando a Martín, aunque por ahora por televisión y a la espera de un proyecto que lo seduzca para empezar la vida como entrenador. 
-A casi un año del retiro, ¿qué hacés en tu tiempo libre?
-Trato de ir al gimnasio por la mañana, porque hacer actividad física me desenfucha de todo. Y a la tarde voy a La Plata a ver a mi hijo, a estar con la gente del barrio o paso por el complejo que tenemos con mi hermano. Ahí están las escuelitas de fútbol y me acerco a ver a los chicos. Con el tiempo, es como que comenzás a sentir que el cuerpo te pide hacer eso a lo que uno siempre estuvo ligado. Por eso, quiero empezar a dirigir cuanto antes.
-¿Ya tuviste algún contacto formal para ser técnico? 
-Todavía no hablé con nadie, habrá que escuchar la propuesta de un club que esté interesado con nuestro proyecto, en el que estoy con el Pato (Abbondanzieri) y el Flaco (Schiavi), aunque todavía no sabemos qué va a hacer. Si el Flaco sigue, arrancaremos sin él y cuando se retire se sumará. Nosotros no lo presionamos para que deje. 
-Tuviste técnicos como Alfio Basile, Marcelo Bielsa y Carlos Bianchi, entre otros, ¿tomaste algo de ellos o vas formar tu propio estilo?
-La mayoría de los entrenadores con los que trabajé siempre tuvieron equipos protagonistas, que eran ambiciosos más allá de ser local o visitante. Pero siempre hay un condicionamiento que es el plantel con el que uno cuenta, aunque la idea es mantener una línea. Carlos [Bianchi] lo hizo siempre en Boca, el Coco [Basile] y Bielsa, también. La enseñanza que me dieron fue la de ser protagonistas. Mis equipos no van a especular. 
-¿Sos de ver fútbol? 
-Mucho. Arranco con los partidos del viernes y también con los que dan durante la semana. Seguí las definiciones de España, Italia e Inglaterra. Obviamente, miro fútbol argentino, porque hay que estar en todo.
-De eso que ves cada fin de semana, ¿qué te gusta y qué no del fútbol local?
-Hay que potenciar al fútbol argentino, porque hay menos referentes en los equipos, esos que marcan la diferencia y ayudan a los chicos. Antes uno veía nombres importantes, pero ahora se nota la necesidad de repatriar jugadores, aunque en lo económico se hace imposible. Por eso, es importante trabajar con los chicos que van surgiendo. 
-Tu hijo Ryduan tiene un buen presente en las inferiores de Estudiantes y fue convocado a la selección. Como padre y ex futbolista, ¿sos de aconsejarlo?
-Sí, hablo con él. No le digo si jugó bien o mal. Estoy en los detalles en los que yo me fui perfeccionando. Porque a los 15 o 16 años no te podés volver loco si no haces goles o si el equipo pierde. A esa edad hay que mejorar, crecer como jugador, aprender los gestos técnicos, los movimientos dentro de la cancha, la ayuda a tus compañeros, la motivación, las ganas. Después, ya uno se va perfilando. 
- ¿Y te escucha?
-Por suerte él es muy receptivo, asimila todo lo que le digo y trata de ponerlo en práctica.
-Uno que se va reencontrando con su rol de goleador en Boca es Silva, ¿qué opinión tenés de él? 
-Es un N° 9 goleador, potente y luchador, que no da por perdida ninguna jugada. Sirve porque es de esos jugadores que contagian. Y más cuando aporta goles, aunque cuando no convirtió también colaboró y eso es importante.
-¿Puede ocupar tu lugar?
-Dependerá de él. Yo estuve diez años, él lleva sólo un par de meses.

ENTREVISTAS. El artículo "Martín Palermo: Mis equipos no van a especular" fue publicado el 7 de junio de 2012 en el diario La Nación y en canchallena.com.