viernes, 25 de abril de 2014

Adiós, Tito


Francesc "Tito" Vilanova i Bayó tenía 45 años. Como jugador se inició en Barcelona , pero su carrera lo vio vestir camisetas de equipos menores de España. En 2007/08 asumió en Barcelona B como segundo entrenador de Pep Guardiola y a la temporada siguiente tomó el mismo cargo en el primer equipo. Hasta 2012 fue la mano derecha de Pep en el mejor Barcelona de la historia. Tras la ida de Guardiola, tomó el mando, pero dejó el cargo el 19 de julio de 2013. Su pelea contra el cáncer y sus tratamientos en el exterior ya lo habían alejado del banco en repetidas oportunidades.

***

"Cuando necesitemos un jugador, miraremos hacia abajo. Y con los entrenadores pensamos lo mismo. ¿Para qué salir al mercado si están en casa?". Así, Andoni Zubizarreta, el Director Deportivo de Barcelona, confirmaba la segunda bomba del día en la sala de prensa catalana: Tito Vilanova se convertía en el nuevo entrenador del club, tras la salida de Pep Guardiola. La primera bomba, ese 27 de abril de 2012, era, claro está, el adiós de Pep.

Si Laureano Ruiz puso la semilla en los años 70, para que Johan Cruyff explote la idea de juego en los 90 y Pep Guardiola cierre el círculo, Tito Vilanova era la continuidad del modelo. Ayudante de Guardiola, siempre fue considerado como un traductor nato del "Idioma Barça".

Vilanova, famoso mediáticamente por "el dedo de Mourinho" en agosto de 2011, llegó al club para trabajar en la categoría Cadete B y luego se sumó como asistente de Pep, cuando se hicieron cargo de la filial Barcelona B, a la cual ascendieron a Segunda B. "Con Tito, el Barça acierta plenamente. Está muy capacitado. Los jugadores lo conocen", fue el pase que el ex-DT le dio al flamante entrenador.

Tito nació en Bellcaire d'Empordá, el 17 de septiembre de 1969. Estudioso del fútbol, era la otra cabeza dentro del Pep Team. "Si nos encuentran el truco, estamos obligados a cambiar. Por eso no es nada fácil jugar acá, porque jugamos al revés que los demás equipos", explicaba hace cuatro años en diálogo con el diario español El Periódico. Con "el truco" bloqueado algunas ocasiones por Chelsea, Inter o Real Madrid, desde su pizarrón nacían nuevas ideas. Nuevos proyectos, con mucho de lo viejo.

Entrenador de Lionel Messi en las categorías menores del club catalán (estuvo un tiempo al frente de "La 87", con Cesc, Piqué y Leo), siempre apoyó la idea de que la Pulga juegue de delantero centro, fiel al concepto de "falso 9" que tanto se habló en La Masía. "A mi me hacía gracia que Leo no fuera goleador en Primera, porque lo tuve de chico y si algo era es goleador", explicó. Junto con Pep, pusieron al crack rosarino en el centro del ataque y se convirtió en el máximo anotador de la historia de la institución.

El sitio oficial de Barcelona resume a la perfección el idioma que hablaba Vilanova: residente de La Masía entre 1984 y 1989, hizo inferiores, primer equipo y un recorrido de vuelo más bajo por Figueres, Celta, Badajoz, Mallorca, Lleida, Elche y Gramanet. "De las inferiores al banquillo", fue el lema cuando llegó a las grandes ligas. Compañero de Guardiola en aquellos años como residentes de "la fábrica de cracks", sabía el significado de formarse en la cantera blaugrana.

Descartados Marcelo Bielsa, Valverde y Laurent Blanc, la mesa directiva apostó por él."Amigo, compañero y asistente", lo definió Pep en la entrega de premios como mejor entrenador de 2011. Era una buena dedicatoria por elevación a Mourinho, quien había llamado a su asistente de manera despectiva como "Pito Vilanova". Tito es Francesc Vilanova Bayó, pero también fue la mano derecha del hombre que supo conseguir 14 títulos de los 19 en los que participó. Vilanova era Guardiola. Con sus diferencias y sus similitudes, Pep era Tito y Tito era Pep.

En un año en el que pudo estar al frente del equipo en cuentagotas, por culpa de las recaídas de un cáncer en la glándula parótida, Tito conquistó la Liga de España, pero fue eliminado en semifinales de Copa del Rey y de Champions League, con el famoso "0-7" de Bayern Munich. El equipo ya no era el mismo y él no podía estar al frente del grupo. "Es la noticia que nunca hubiera querido dar". Así, el presidente de Barcelona Sandro Rosell empezó una conferencia de prensa que ya presagiaba lo que se rumoreaba. El 19 de julio de 2013, Tito Vilanova dejaba de ser el técnico de Barcelona por una recaída. "Después de evaluar los exámenes a los que se sometió Tito, se le ha dado la opción de realizar un tratamiento para controlar su enfermedad. Algo que no le va a permitir ser DT del primer equipo", sentenció Rosell, ante la mirada de todo un plantel, con Messi en primera fila, que se mostraba golpeado, quebrado por el dolor. Ese anuncio fue una de las últimas apariciones públicas de Vilanova. Después, se recluyó y la siguió peleando desde adentro, aferrado a su familia.

NOTA. El artículo "Murió Tito Vilanova, ex entrenador de Barcelona" fue publicado el 25 de abril de 2014 en canchallena.com.