viernes, 16 de enero de 2015

La Argentina logró un empate con gusto a hazaña ante Dinamarca en su debut en Qatar 2015

LUSAIL.- Hasta el último suspiro se podría haber hablado de lógica. Es más, en estas líneas se podrían haber encontrado todos los sinónimos de lógica o dignidad. Dinamarca, el subcampeón del mundo, le ganaba a la Argentina con lo justo. Y todo estaba dentro de lo normal. El poderoso que se llevaba el triunfo ante un equipo que llegaba al cierre del partido con el corazón en la mano. Pero los Gladiadores tienen ese no sé qué. Un plus que aparece en las citas más complicadas. Cuando menos se espera de ellos, ellos entregan mucho más. Orgullo contra la presión, motivación ante la adversidad. El secreto debe estar por ahí. En el Hall Multipropósito de Lusail, la Argentina logró un empate con sabor a hazaña ante Dinamarca y lo festejó con algunas lágrimas en los ojos y un desahogo que todavía se escucha en el desierto. Fue 24-24, en el estreno albiceleste en Qatar 2015.
Los Gladiadores empezaron con un parcial 5-3 hasta el minuto 12, pero después sólo pudieron convertir un tanto en los siguientes 18 minutos y eso se pagó caro en el cierre de la primera mitad. Ya en la segunda parte, la selección levantó su nivel al punto de recuperar ese terreno perdido y lograr un empate que ya es parte de la historia del handball argentino. Federico Pizarro, con 8 goles, fue el máximo anotador albiceleste. En el rival se lució Anders Eggert, con 5.

Gol a gol en todo el segundo tiempo, la Argentina tuvo su plus en los minutos finales. Sebastián Simonet acercó el 22-24, Leo Querin puso el 23-24 a falta de un minuto y Diego Simonet, el abanderado de la esperanza nacional, selló el 24-24 en el minuto 60. Después, sólo quedó resistir las últimas bolas de los gigantes daneses. Y se resistió. Por eso, el grito vale mucho más que un empate. En el grupo de la muerte, la Argentina avisa que está viva.

Polonia-Alemania, un duelo con historia

En Lusail, como antesala del debut de la Argentina, Alemania inició su camino en el Mundial con un triunfo 29-26 ante Polonia, en un encuentro que se definió en los últimos minutos.

Más allá de ser un clásico europeo con condimentos extradeportivos, el duelo entre polacos y germanos llegó con una historia reciente que le daba un plus al partido disputado en Lusail: Polonia había dejado afuera del Mundial de Qatar a Alemania en el repechaje, pero la Federación Internacional decidió excluir a Australia e invitar a los germanos. Ahí, estalló la gran polémica en la antesala del torneo. Alemania, una potencia, entró por la ventana, ocupó el espacio de Australia (afuera porque la IHF dice no reconocer a la Federación de Oceanía, aunque le hizo disputar toda la clasificación y otros mundiales) e ingresó en el grupo D.

Con Polonia, Alemania, Dinamarca y Rusia en la zona de la Argentina, el D terminó llevando el sello de "grupo de la muerte" y puso la vara muy alta para los Gladiadores, que se cruzarán en primera rueda con cuatro selecciones europeas de elite, algo que no sucede en otros grupos.

NOTA. El artículo "La Argentina logró un empate con gusto a hazaña ante Dinamarca en su debut en Qatar 2015" fue publicado el 16 de enero de 2015 en canchallena.com.