martes, 20 de enero de 2015

La Argentina vapuleó a Arabia Saudita y logró un triunfo clave para su futuro

DOHA.- Significaba mucho más que un partido. Por la tercera fecha del Mundial de handball Qatar 2015 , la Argentina necesitaba vencer a Arabia Saudita por obligación: un éxito ante el equipo más flojo del grupo D le otorgaba aire a la selección para soñar con la clasificación a octavos de final. Y así fue. En el Hall de Deportes de Duhail, los Gladiadores vencieron a Arabia Saudita por 32 a 20 y alcanzaron las tres unidades en la zona, producto del empate ante Dinamarca y la victoria de esta tarde frente a los árabes.

Tras un primer tiempo en el que no mostraron el ritmo y la potencia de los duelos ante los europeos (parcial de 13-11), la Argentina tomó el papel de favorito en el segundo tiempo y aplastó a Arabia Saudita, que acumuló fallos en la definición, faltas y errores defensivos. El partido se quebró a los 12 minutos de la segunda mitad, cuando la albiceleste se puso 22-14, aunque la máxima diferencia se dio a los 23, cuando el equipo dirigido por Eduardo Dady Gallardo llegó a sacar 12 goles de diferencia, lo que se mantuvo en el resultado final.

Con el partido cerrado, Gallardo aprovechó para rotar jugadores de cara a los próximos partidos. Así, sumaron minutos el arquero Fernando García (que una vez más mantuvo el buen nivel de su compañero Matías Schulz), Facundo Cangiani y Pablo Simonet, el menor de la dinastía. Su hermano Sebastián se llevó el premio al MVP del partido, según la organización.

Ahora, los Gladiadores necesitan de un triunfo ante Alemania o Rusia, dos rivales de peso, para lograr la ansiada clasificación a octavos de final, algo que se dio sólo un vez en la historia, en Suecia 2011. Por eso la importancia de este triunfo ante los árabes. Mucho más que un partido. La primera de tres finales y la llama que mantiene viva la ilusión de cumplir con el principal objetivo en suelo qatarí.

NOTA. El artículo "La Argentina vapuleó a Arabia Saudita y logró un triunfo clave para su futuro" fue publicado el 20 de enero de 2015 en canchallena.com