domingo, 18 de enero de 2015

Así son los estadios cinco estrellas del Mundial de handball, un anticipo de Qatar para 2022

DOHA.- Qatar está bajo la lupa y lo sabe. En examen permanente ante los ojos del mundo, producto de la polémica que generó su designación para el Mundial de fútbol 2022, sabe que en cada evento que organiza no puede perder la oportunidad de mostrar que su proyecto de ser la capital del deporte internacional no conoce de límites. Y el Mundial de handball Qatar 2015 no es la excepción. Desde cero, levantó tres estadios en los últimos dos años y les dio infraestructura cinco estrellas. No son simples moles de cemento. El Ali Bin Hamad Al Attiya Arena, el Hall Multipropósito de Lusail y el Hall de Deportes de Duhail son un buen catálogo de joyas arquitectónicas para ir pensando qué pueden ofrecer dentro de siete años.

Creados para deportes bajo techo, cuentan con un potente sistema de refrigeración, producto de un calor que no da tregua ni en pleno invierno. Aunque los qataríes se paseen por la noche con gorros y buzos polares, los 25 grados que marca el termómetro durante el día dan muestra de un enero primaveral.



Con cómodas ubicaciones para todo público, los tres estadios también se destacan por su fácil acceso, sus salones, el servicio de comidas (aunque acá no se podrá encontrar alcohol, algo que no permite la religión), la conexión telefónica y de Internet (no sólo por el WiFi, sino porque la empresa local ofrece 4G Plus) y los espacios VIP, que llaman la atención por su diseño moderno, la iluminación interna, los sillones de cuero y sus plasmas. A lo que hay que sumarle que son verdaderos complejos deportivos, con gimnasio, piletas de natación y hasta alojamiento.

Dentro de un torneo que da muestras del poderío económico del emirato, a fuerza de petrodólares, sobresalen tres piezas que pueden servir como modelo para saber qué se puede esperar de aquí a 2022. Un estadio que sorprende a todos en pleno desierto y espera por una ciudad que todavía no tiene vecinos, como el de Lusail; otro complejo que puede ser sede de handball, pero que en 48 horas se puede vestir de cancha de hockey sobre hielo cumpliendo todos los estándares de la IHF, como el de Al Sadd, y otro que destaca por su "construcción sustentable" y su diseño, como el de Duhail. El tridente pensado para el presente, anunciando el futuro.

NOTA. El artículo "Así son los estadios cinco estrellas del Mundial de handball, un anticipo de Qatar para 2022" fue publicado el 16 de enero de 2015 en canchallena.com