¡Bienvenidos!

Javier Saul

Periodismo Proyectos digitales Consultoría

viernes, 19 de agosto de 2016

Laprovittola y Campazzo: "Le demostramos al mundo del básquetbol que se puede estar a la altura"

Campazzo y Laprovittola

RIO DE JANEIRO.- El día después de una noche por demás emotiva los encuentra en una Villa Olímpica que ya empieza a cerrar sus puertas. Lejos del ajetreo de hace dos semanas, ya es tiempo de descanso, de reencuentros y también de despedidas. El calendario se achica, la competencia empieza a disminuir y a los Juegos Olímpicos les queda el último aliento. Mientras, ellos aprovechan para cumplir con las obligaciones del sector internacional, el espacio donde conviven deportistas, periodistas y familiares: pasan por un local de comidas rápidas, juegan al beach voley y hablan con la prensa. Distendidos, Facundo Campazzo y Nicolás Laprovittola no se separan. A horas de lo que fue la última función de la Generación Dorada , ellos son la generación intermedia. La de los 25-26 años, que toma el testimonio que dejaron Manu Ginóbili y Andrés Nocioni . “Los jugadores se van, pero la selección sigue”, avisó el capitán Luis Scola . Y ese mensaje queda marcado a fuego en los dos bases que tuvo el seleccionado de básquetbol.

Nos pudimos mostrar y también demostrar que estamos a la altura”, dice Laprovittola. “Hay que dar vuelta la página”, lanza Campazzo. En diálogo con LA NACION, repasan la experiencia en Río y dan la cara por lo que vendrá.

–¿Cuáles son las sensaciones del día después de la derrota ante Estados Unidos? Más allá del resultado, por todo lo que significó el partido...

Campazzo: –Hay que dar vuelta la página. Es obvio que no nos gustó quedar afuera antes de tiempo, pero, al margen del resultado, creo que se vivieron cosas muy buenas, muy fuertes y muy emotivas. Pasó lo de Manu, lo de las cuatro bestias [Ginóbili, Nocioni, Scola y Delfino]. Y tampoco hay que dejar pasar que hubo un grupo de jóvenes que se mostraron, que querían estar a la altura y lo hicieron muy bien. Pasaron muchas cosas en el último partido que fueron muy buenas.

–¿Les quedó esa sensación de que tuvieron tiempo suficiente para mostrarse?

Laprovittola: –Si bien sabíamos de la atención y de todo lo que generan Manu, Chapu, Luis y Carlos, y que iban a tener mucha participación, creo que todos los chicos tuvimos nuestro momento. Un ejemplo muy claro fue el de [Roberto] Acuña , que tuvo grandes momentos. Ni hablar de Pato [Garino] , de Gaby [Deck] . Nos demostramos a la gente, al mundo del básquetbol y a nosotros mismos que se puede estar a la altura. Ya lo hicimos en México y poder repetirlo acá, en otro nivel, nos va a servir para estar preparados para lo que viene.

–¿Creen que el partido contra Brasil fue la mejor actuación de este equipo en Río?

Campazzo: –Fue uno de los partidos más importantes del grupo, de la clasificación, y nos sirvió a todos para darnos cuenta de que, más allá de tenerle cierto respeto a todos los equipos, medirnos en un partido así es muy importante para nosotros, los jóvenes, que nos damos cuenta que podemos estar a la altura.

–Cuando faltaban cuatro minutos contra Estados Unidos entraron Ginóbili, Scola, Delfino y Nocioni, pero en el instante previo el quinteto era Laprovittola, Brussino, Deck, Garino y Acuña ¿Ese también fue un mensaje?

Laprovittola: –Creo que sí. El partido se abrió, no terminó siendo el partido que habíamos pensado, y dio para tener la oportunidad de que podamos jugar todos los chicos juntos. Y, ya después, poder despedir a esta gran generación.

–¿Cómo vivieron el último cuarto?

Laprovittola: –Fue muy emotivo el final, el último cuarto. Es difícil pensarlo así, con tanta diferencia de puntos, pero tuvo un gustito especial. Y vivirlo nos va a servir mucho de experiencia. Pudimos conocer bien de cerca lo que piensa Manu, lo que te puede transmitir Carlos. Con Chapu y Luis estuvimos el año pasado y siempre fue un placer jugar con ellos.

–¿Qué balance hacen de sus actuaciones?

Campazzo: –Me sentí bien, con confianza. Nos tocó suplir una posición que no era fácil. La que tuvo siempre Pablo [Prigioni] . Y creo que nosotros dos dimos lo mejor, nos vaciamos hasta el final y aún podemos dar un salto de calidad. Suplir esa posición no fue fácil y lo hicimos bien.

Laprovittola: –Fueron mis primeros Juegos y creo que, pese al resultado final, disfruté vivir todo este ambiente, convivir en la Villa, jugar con Manu. Fue mucho más de lo que yo pensaba. Pasó por encima las expectativas con las que venía y la verdad es que viví un torneo en lo deportivo muy lindo. Tuve mis momentos buenos y de los otros, en los que no salieron las cosas. También tuve una lesión que todavía me duele. Pero lo pude sobrepasar y estuve cuando el equipo me necesitaba. Di todo y me voy muy contento por eso.

–¿Se dio una despedida formal de Ginóbili y Nocioni en el vestuario?

Campazzo: –La verdad es que no hubo muchas palabras. Fue más verles las caras. No hablaron mucho y si se hablaba algo no lo íbamos a decir [ríe]. Pero no. No hubo muchas palabras. Era como que ya todos entendíamos el mensaje. Lo que se vivió en la cancha fue muy emotivo y no hacía falta que nadie hablara. Nosotros nos sentimos privilegiados de poder compartir ese momento con ellos.

Publicado el 19 de agosto de 2016 en LA NACION

Escribo en lugares.

0 comentarios:

Publicar un comentario

JAVIER SAUL
@dr_javi
Buenos Aires, Argentina

ENVIAR UN MENSAJE