¡Bienvenidos!

Javier Saul

Periodismo Proyectos digitales Consultoría

miércoles, 19 de julio de 2017

Andrés Fassi: "En la AFA no hay que dejar ni al portero"


Caminaba lentamente. Julio Grondona observaba cada detalle de la futurista Ciudad Deportiva de Pachuca. Escuchaba, hasta que entendió que debía dinamitar ese cuento de hadas. “Esto es imposible que lo hagas en Argentina, cordobés”. El cordobés, Andrés Fassi, uno de los dueños de los ‘Tuzos’, le había confesado al vicepresidente de la FIFA su sueño de replicar el modelo en Talleres. “No podés. ¿Por qué? Por la cultura, por la idiosincrasia. Además, en la Argentina jamás van a existir las sociedades anónimas y todos los proyectos son a tres años. ¿Cómo vas a hacer una cosa como ésta pensando a tres años?”. Fassi ahora sonríe cuando recuerda la anécdota. Personalista al fin, los desafíos lo obsesionan a este hombre de 55 años. Casi un desconocido acá y una referencia en México, se propuso reconstruir a Talleres desde el sótano. Ya consiguió llamar la atención.

Fassi advierte que la revolución apenas empezó. Pese a un contexto que irrita su concepción empresarial. “El mejor momento del fútbol argentino empieza ahora”, desliza como un barniz optimista que enseguida descubre su indignación: “…Porque más bajo de lo que ha estado es imposible estar. ¿Cómo mejorarlo? Hay que mostrar un modelo de gestión totalmente distinto al de los últimos 40 años. De una vez hay que enaltecer valores y códigos diferentes a los históricos. Hay que cambiar esa mentalidad y cultura que se ha impregnado en un fútbol con sociedades sin fines de lucro totalmente mentirosas. Porque seamos sinceros: siguen pasando dirigentes que se enriquecen mientras las instituciones se empobrecen. Y hay otros dirigentes tal vez honestos, pero con muy poca capacidad de gestión, y entonces se siguen endeudando los clubes. Esta estructura está acabada. ¿Cuáles son los clubes de más éxito en los últimos años? Justamente los que toman un modelo de gestión personalizado, con un estilo prácticamente empresarial”.

–¿Y cuáles son esos clubes?
–Boca empieza a crear con Macri un modelo de gestión empresarial. Si los egresos son mayores a los ingresos vamos para atrás y la sustentabilidad económica me la da crear una fábrica de jugadores que me permita poder vender, porque si los ingresos de la televisión no me ayudan, los ingresos por sponsorización no me ayudan y con la masa societaria se salvan solamente el 10 o el 15% de los clubes del país, necesito que mi respaldo sean las divisiones inferiores. Alemania hace 15 años tomó una decisión agresiva: obligó a los clubes a crear su base. Hoy vemos el resultado, pero hubo una decisión firme y un trabajo.
–Fue la Federación alemana la que tomó esa decisión. ¿Cree que la AFA de Tapia querrá hacerlo?
–El fútbol argentino necesita dos patas para crecer: una Liga muy fuerte, que puede ser a través de la Superliga, y una Federación muy fuerte. En México vivimos una refundación cuando nos juntamos los dueños de los clubes y coincidimos en que queríamos otra liga, queríamos otro fútbol. Viajamos por todas las ligas más poderosas del mundo y vimos qué podíamos incorporar para crecer. Finalmente, se separaron la Liga de la Federación. Hoy México tiene una Liga saneada, donde el club que tiene deudas no puede competir y para ascender a esa Liga, debés cumplir con ciertos estándares, y no sólo el deportivo. ¿Qué estándares? Si no tenés un estadio con capacidad para 20 mil personas sentadas, si tu club no demuestra un compromiso social, si no trata sus inferiores como un objetivo prioritario y no cumple con el fair play económico, no tiene ninguna chance de ascender. Este es un buen momento para poner reglas en el fútbol argentino. En forma gradualmente drástica, pero como máximo en 3 años tenemos que empezar otro fútbol.
–¿Qué tipo de estándares?
–Primero, no podemos ser 30 equipos ni 28, así no podemos competir contra las mejores ligas del mundo. Deben ser 20 o 22, no hay capacidad para más. Y habrá que empezar a cumplir una serie de puntos: todos tenemos que tener divisiones inferiores, escuelas de fútbol y centros de desarrollo. Y fair play financiero, viejo. ¿Vos debés? No podés inscribir jugadores. ‘Y desciendo’, te dicen. ¡Es que tenés que descender porque no tenés la capacidad para estar en Primera! Es muy injusto lo que acaba de suceder: descendió algún equipo con deuda 0 y otros se quedaron en Primera con más de 100 millones de pesos de deuda. Entonces, e insisto, definamos los parámetros: ¿un equipo de la B Nacional con un estadio para 6000 espectadores puede ascender? Definitivamente no. ¿Un equipo que está en la B Nacional y no tiene inferiores, puede ascender? No. ¿Un equipo de Primera que no cumple con el fair play financiero puede conservar la categoría? No, no puede. La Superliga no es ni más ni menos que hacer una raya y decir ‘no quiero más los últimos 40 años del fútbol argentino’. Y veo en Mariano Elizondo a un hombre muy positivo. ¿Por qué? Porque está descontaminado, tiene una visión empresarial y sabe que no puede repartir 40 si tiene 30.
–Su relato puede aterrar a muchos…
–Pero tenemos que definir qué tipo de fútbol queremos.
–¿Un fútbol de sociedades anónimas?
–Nooo, no. Yo voy a demostrar, en seis años de trabajo, que no es un problema de sociedades anónimas o asociaciones sin fines de lucro. Es un problema de gestión. Porque yo vine a Talleres a gestionar una sociedad sin fines de lucro, donde los dueños son los socios. En Juventus los dueños son los socios y hace 30 años que están manejados por la misma gente. ¿Qué hace? Una gestión empresarial. El Manchester United tiene un formato, el City otro, el Real Madrid tiene un dueño, en Alemania el sistema es híbrido… Se ha querido instalar por algunos dirigentes, que quieren seguir aprovechándose de este desorden, que las sociedades sin fines de lucro son fundamentales por su rol social. ¿Cuál es el rol social del club? Algunos clubes le deben a la AFA 200 millones de pesos. Andá y fijate cómo construyeron esa deuda. ¿Se debe a la creación de un predio con 11 canchas, a haber ampliado su estadio a 25 mil personas, es por haber creado 150 escuelas de fútbol o por tener las mejores inferiores de la Argentina….? Noooo. Es por haber contratado irresponsablemente a un refuerzo que no debían, por haber echado a siete técnicos en un año y medio después de firmarle a cada uno por 300 mil dólares… Hermano, ¡no creaste gestión ni infraestructura y vos vas a venir a hablarme de compromiso social! Lo que vos estás haciendo para la sociedad de tu club es una brutalidad. No es si yo caigo simpático o no: hay que cambiar este formato definitivamente porque atrasa.
–¿Algunos dirigentes le piden consejos?
–Muchísimos… Si les contara qué clubes de la Argentina han ido a México a ver el modelo Pachuca se sorprenderían. No quiero ocupar ningún cargo, sólo voy a dejar el alma por un modelo de gestión en Talleres. Sí en el anonimato, puedo ayudar a quien lo desee. Los cargos sin autonomía no sirven. Si tomás una función y los contratos ya están firmados hasta 2030, si River y Boca tienen no sé que… ¡Nooooo! A River y a Boca hay que tratarlos como a Excursionistas. Los mismos códigos y valores para todos. Hay que cambiar absolutamente todo. Todo, todo, todo. En la AFA no hay que dejar ni al portero. No sé quién es, no sé si es bueno o malo, pero se tiene que ir también.
–¿Hay que poner una bomba, como dijo D’Onofrio?
–Sí, así es. Incluso físicamente…, ese no puede ser más el edificio de la AFA, ese edificio vendelo que está en un lugar inmejorable. Hay que cambiar la infraestructura, la visión, todo. Y el cambio lo tenemos que hacer entre todos. ¿Pero qué pasa? Hay una diversidad de opiniones, y de intereses... Dicen ‘no podemos matar a los equipos….’ Antes que nada definamos qué fútbol queremos. ¿Queremos un fútbol donde, si mañana asciende a Primera, Colegiales pueda jugar en Primera? No. O queremos un fútbol argentino donde podamos vender en 150 o 200 millones de dólares por año los derechos de transmisión a nivel internacional como los venden Inglaterra, Italia, España… Queremos esa plata, pero no hacer lo que hay que hacer para conseguirla. ¡Quién te puede comprar los derechos de una Liga donde el lunes el DT no sabe si su equipo jugará el próximo viernes, sábado, domingo o lunes!
–¿Siente que lo miran de reojo desde la AFA?
–Estuve hablando con Mariano Elizondo y desea crear dos comisiones de desarrollo dentro de la Superliga, que tienen que ver con lo deportivo y con lo administrativo, lo comercial y ahí sí me sumo. Puestos, no. Me ilusiono con que realmente en 10 años podamos tener un fútbol argentino muuuuuy distinto al de 10 años atrás. Se me hace muy difícil entender al fútbol argentino, a la idiosincrasia del fútbol argentino, a la cultura del fútbol argentino, al periodismo del fútbol argentino... No entiendo los arreglos que hay en los kioscos del fútbol argentino. Tenemos que erradicar todo eso. Como a la barra, a la que hay que enfrentarla y cortarle todo. Y lucho a morir. Hay que acabar con los vivos, los corruptos y los oportunistas, los tenemos que ir raleando entre todos, hay que dejarlos al costado, y creo que desde el crecimiento y la visión de Talleres, se puede ofrecer un camino.
–Muchos creen que usted vino a hacer negocios...
–No leo diarios, no escucho radio. Hay que laburar, no hablar. Cuando vos tenés el convencimiento, no necesitás la demagogia de las promesas. ¿Qué necesito? Necesito mostrar hacia adónde vamos.
–Pero se aseguró reformar el estatuto de Talleres para permitir el ingreso de inversionistas…
–Fue con el apoyo del 95% de la Asamblea. Claro, tenemos un 5% de gente a la que se le acaban sus kiosquitos, sus negocios. ¿Qué busco? Transparentar la situación. Algunos te dicen, ‘¿Van a ganar dinero con Talleres?’. ¡Tenemos que ganar dinero! Si no ganamos dinero estamos haciendo las cosas mal. ¿Se piensan que Florentino Pérez no gana dinero con Real Madrid? El que no gana dinero no tiene forma de seguir haciendo crecer a esa situación. No es si vas a ganar, ¡hay que ganar dinero! El objetivo es ése.
–¿Lamenta que Tinelli se haya alejado?
–Tipos como Tinelli y Lammens son valiosos. Tipos como D’Onofrio, Brito o Patanian. Gente con la visión de los dirigentes de Lanús. Lo que empezó a hacer Belgrano. Lo que empieza a hacer Talleres. Son modelos definitivamente distintos a los que manejaban el fútbol argentino. Hay que atacar de forma gradualmente drástica eso. Si no el cambio no llega. Nos damos cuenta ahora de que estamos 25 años atrasados en infraestructura, seguridad, administración comercial, divisiones inferiores. Nos engañamos por ser con Brasil los países más importadores de jugadores, pero quedamos expuestos en los torneos juveniles. Nos caímos del mapa. Atención que hay que preparar mejores jugadores porque se nos está recortando el poder de exportación. Materia prima seguimos teniendo, porque brota, pero la preparamos cada vez peor.
–¿Qué áreas profesionalizaría de inmediato?
–Hay que separar estructuras como el arbitraje. Profesionalizarlos, pagarles más y que trabajen tiempo completo. Partidos como River-Boca o Talleres-Belgrano tienen un derrame económico millonario –derechos de transmisión, abonos, publicidad estática– y el que designa el destino del partido gana 15 mil pesos. Y no sé dónde entrenó, cómo viajó, si tuvo problemas, si se preparó, si estudió el partido. Hagamos tres sedes: árbitros que vivan en Buenos, otros que vivan en Córdoba, otros en el Sur. Y listo. Y si tenés que trasladar a la familia lo hacés, porque vivís de eso. Y el Tribunal de Disciplinaria tiene que ser autónomo. Que trate un partido de cuarta división igual que un Boca-River. Pero acá seguimos con los pedidos y las llamaditas telefónicas…

La refundación de Talleres


El lamento por los puntos perdidos y la falta de gol parecen un tema menor cuando el espejo retrovisor devuelve un pasado reciente por las canchas del ascenso, con traspiés económicos y deportivos al por mayor. Con un rendimiento irregular, que cerró con un balance de 11 triunfos, 9 empates y 10 derrotas, Talleres se quedó en la puerta de la Copa Sudamericana 2018 y ahora tendrá que reacomodar piezas si el proyecto de Andrés Fassi quiere hacer pie fronteras afuera. La continuidad de Frank Darío Kudelka como entrenador parece ser la primera señal de una dirigencia que levanta la bandera de la estabilidad institucional. Es el artífice de los dos ascensos en forma consecutiva. El responsable de dejar atrás las frustraciones.

Allá lejos queda la derrota ante Gimnasia de Mendoza que le dio la bienvenida a Fassi como presidente electo en diciembre de 2014. Un ida y vuelta en el Federal A que terminó con 2000 butacas rotas, 20 blindex despedazados y un sinfín de autos destrozados a la salida del estadio. Son otros tiempos en Barrio Jardín. “Hace falta una refundación en el fútbol argentino y yo empecé con Talleres”, dice Fassi. Pero aclara: “Recién vamos por el 30% de esa refundación”.

“Fue injusto no entrar en una Copa. Talleres hizo méritos para tener ocho puntos más”, se lamenta. Pero mira hacia adelante. Y los juveniles le devuelven una sonrisa: la Reserva de Talleres logró un título inédito. Nunca un club indirectamente afiliado a la AFA se había consagrado en la categoría. Los cordobeses lo lograron con chicos de la casa y la dirección técnica del ex defensor Lucas Bovaglio.

Fassi confiesa que el Grupo Pachuca ya no es la inyección financiera como al principio. Cuenta orgulloso que el 70% de los actuales inversionistas son cordobeses. Con esos recursos, ahora va por la construcción de un predio deportivo de elite y la instrumentación de un proyecto social que incluirá escuelas de fútbol en cada municipio de Córdoba y hasta un torneo primario y secundario que cruzará toda la Argentina; en dos años ya son 140 las escuelas inauguradas. “En 30 meses tendremos el predio”, avisa Fassi. Ubicado en el sudeste de la capital cordobesa, tendrá 12 canchas de fútbol y será la sede del club. Todas las áreas estarán en lo que se llamará “Mundo Talleres”.

El proyecto es todavía más ambicioso. “Cuando llegamos había 1600 socios y ahora contamos con 52.000, y vale recordar que el récord histórico era de 18 mil. Teníamos una tienda de ropa deportiva y abriremos tres más. Ya multiplicamos por seis la venta de prendas del club y, además, otro objetivo es llegar a las 30.000 tarjetas del banco que esponsorea a Talleres. No perdamos de vista que Boca y River están en 15 mil”, se entusiasma Fassi. Cada referencia a Talleres va de la mano de un número como respaldo. No entiende otra manera de repasar la situación.

No hay empleados ad-honorem en la estructura del club. “Marcan tarjeta a las 8 y se van a las 20”, dice. Se profesionalizaron todas las áreas, se contrataron 20 scouters para buscar a las futuras joyas y será obligatorio el cupo de mujeres en la comisión directiva. El 30% de público femenino en cada partido en el Kempes marca el camino. A la gran apuesta por el fútbol masculino se le sumarán el hockey y el fútbol de mujeres.

Valores, estándares, educación. Fassi se repite sobre esos ejes. Ya los puso en marcha. El delantero Sebastián Palacios sabe de qué se trata: una reacción contra Kudelka tras un cambio le significó una multa de 50 mil pesos. “Fue una falta de respeto al técnico, a los compañeros, a la gente, a los que no fueron al banco ese día.Los estándares son así. Nosotros no podemos hablar mal del arbitraje, nosotros no podemos hablar mal de rival”, explica. Nadie está a salvo, ni la figura que persigue el mercado: el volante Emanuel Reynoso fue denunciado por participar en un tiroteo, y el club lo excluyó del último clásico con Belgrano. Hay un código interno que debe ser respetado; un hincha fue sancionado “de por vida” por invadir la cancha ante Instituto.

Pero el punto más llamativo en tiempos de rivalidades que van más allá del fútbol llega en la antesala de cada partido. Talleres recibe al adversario de turno con una ceremonia interreligiosa en la que participan un sacerdote y un rabino, y le cede el vestuario local, donde le pega carteles de bienvenida. La inversión para la próxima temporada será la compra de escudos y gigantografías de todos los equipos, para hacerlos sentir “como en casa”. A su manera, Fassi busca reeducar.

Escribo en lugares.

0 comentarios:

Publicar un comentario

JAVIER SAUL
@dr_javi
Buenos Aires, Argentina

ENVIAR UN MENSAJE