¡Bienvenidos!

Javier Saul

Periodismo Proyectos digitales Consultoría

Sobre mí

Bienvenido

SoyJavier Saul

Periodismo digital

Periodista y abogado. Editor del Diario La Nación, columnista de deportes en el canal LA NACION+ y profesor en la Escuela del Círculo de Periodistas Deportivos. Proyectos digitales, SEO y redes sociales. Coberturas en Mundiales de fútbol, atletismo y handball, Juegos Olímpicos, y Copa Davis. Autor del libro "Pachorra, Historias para conocer a Sabella" (Ed. Libro Fútbol) y colaborador en "Secretos de campeón", de Gerardo Salorio (Ed. Libro Fútbol).

experiencia

Diario La Nación

2009-presente

Editor de Deportes del diario La Nación (Argentina). Edición y producción de contenido. Coberturas.

Proyectos digitales

2005-presente

Red de sitios. Experiencia en SEO, redes sociales, métricas y monetización (publicidad programática y afiliados). Consultoría.

Televisión

2009-2018

Periodista de campo de juego de partidos de fútbol de primera división (TV Pública, Telefé, Canal 13, Canal 9 y América, entre otros). Columnista de deportes y coberturas internacionales (LN+).

Medios

Otras experiencias

Trabajos en prensa gráfica en el diario deportivo Olé (2008) y agencia de noticias EFE (2014).

conocimientos

PROYECTOS

Experiencias en desarrollo de proyectos digitales. Diseño, plan de negocios, proyección, análisis de métricas y monetización.

MEDIOS

Redacción, edición y curación de contenidos. Redes sociales, SEO, multimedia storytelling y streaming.

TEMÁTICAS

Deportes, turismo, tecnología e internacionales. Más de 10 años de experiencia en redacción y edición de breaking news e historias.

MULTIPLATAFORMA

Periodismo en todas sus formas: proyectos digitales, ediciones impresas, newsletters, streaming de video, Youtube, y podcasts.

VARIOS

Autodidacta de código HTML, y creación, puesta en marcha y aceleración de blogs en diferentes sistemas de gestión de contenidos.

CURSOS

Asistencia a cursos y charlas sobre redes sociales, periodismo de datos, publishing & monetization, y emprendimientos digitales.

2

LIBROS

8

PROYECTOS

16

PAÍSES

3258

TAZAS DE CAFÉ

Portfolio

LN150: 150 fotos en 150 años de La Nación


El diario LA NACION cumplió 150 años este sábado 4 de enero de 2020 y lanzó un libro digital basado en imágenes del archivo de su archivo fotográfico que reúne pensamientos, reflexiones y emociones de 150 hombres y mujeres que hicieron y hacen el diario; periodistas, fotógrafos, diseñadores y excolaboradores que participaron de esta experiencia para celebrar un nuevo aniversario.

Los textos que acompañan cada foto no tienen un foco en particular. Los autores convocados para este proyecto se permitieron, ante cada imagen, dejarse atrapar por un recuerdo, una nostalgia, una alegría, un rechazo, un dolor, un sentimiento. Un tema libre que debía acompañar la foto seleccionada.

Designado por los editores del libro, el azar quiso que me asignen dos fotos tomadas a Adolfo Bioy Casares. Dos imágenes en las que el escritor contemplaba una máquina de escribir. Y así salió un breve texto sobre el síndrome de la hoja en blanco.



El sonar del timbre marginal, las melodías de las teclas que se hunden hacia la perpetuidad textual, la palanca que impulsa el salto de línea, el tabulador, el rodillo, la cinta que le da sentido y cuerpo a la música, la varilla. Piezas nobles y necesarias. La máquina como sostén de una hoja en blanco que se recuesta e invita al pánico, a una parálisis psicológica. Un síndrome esquivo para aquellos que disfrutan el escribir, para los conocedores de las torpezas, para los que conviven con el placer de la creatividad. Maestros que le escapan al temor. Sin el pánico, sin la hoja en blanco, sin el miedo. Con la confianza ciega de darle vida a un espacio finito, traicionero y eterno. Talentosos con el don natural de la inspiración. Con el poder justo de las palabras. Que, como cierta vez apuntó Adolfo Bioy Casares, se pasean con el regodeo de estar entre aquellos que viven sin el drama de los pobres de ideas.

Javier Saúl, sección Deportes.
El escritor retratado por LA NACION Revista.
Negativo en color 28 de marzo * 1997 f: Enrico Fantoni - ALN

Tokio 2020: un viaje al futuro en la sede del caos organizado


TOKIO.- Un pequeño vehículo autónomo es el acompañante todoterreno de los jóvenes voluntarios: va y viene por una zona demarcada en el estadio para transportar jabalinas, discos y martillos. Un robot con dos ganchos no sólo alcanza una botella de agua, sino que también promete asistencia perfecta para recoger elementos de las competencias paralímpicas. Mientras, puertas adentro ultiman detalles para llevar a la moderna Villa Olímpica unos 20 shuttles que no requieren conductor. Los cinco sensores para una visión de 360 grados, el mapeo en tres dimensiones y la batería eléctrica hacen lo suyo para garantizar autonomía y movilidad en un vecindario al que ya le colgaron el cartel de "Smart City" (aunque en este caso será solamente un "barrio inteligente"). En la ciudad del caos organizado, entre torrentes de personas y de caminos que se cruzan sin chocarse, esperan por unos Juegos Olímpicos a los que definen como "los más innovadores de la historia". Serán los Juegos del futuro.

La cita de un mañana con fuertes lazos con el ayer. Más allá de las novedades tecnológicas que se presentarán en Tokio 2020, uno de los aspectos llamativos será el tan mentado legado. Las ciudades olímpicas se apoyan en la repercusión urbanística, aunque no todas la consiguen. La historia reciente marca que Barcelona fue el modelo por seguir, que Pekín resultó un intermedio -mejoras en infraestructura y transporte público, pero con varios elefantes blancos- y que Londres redescubrió Stratford en 2012, transformando un barrio industrial en un sector que es el paradigma del boom inmobiliario. Un vecindario obrero que ahora huele a Starbucks. En ese aspecto, Londres triunfó donde otros Juegos, como los de Río de Janeiro, fallaron.

Pero Tokio irá más allá: no sólo dejará obras y espacios multiusos, sino que también aprovechará el legado de los Juegos de 1964. Un inédito reciclado 56 años después. Un concepto único en el que dos zonas de la capital japonesa serán los círculos que formarán el signo del infinito, y en el cual la Villa Olímpica estará emplazada en la intersección. Una zona será la del patrimonio, también conocida como la de "la herencia", la que invoca los Juegos del pasado. La otra, en la bahía del skyline perfecto, simboliza el costado más cosmopolita.

Por fuera de la capital, el fútbol llevará los Juegos a Yokohama, Saitama, Sapporo, Sendái y Kashima. Por primera vez en la historia la maratón no se hará en la ciudad sede, porque se mudará a Sapporo, unos 900 kilómetros al norte de Tokio. Un cambio al que no le faltó controversia y que se apoya en las altas temperaturas que invaden a la capital durante el mes de julio y que podrían afectar la salud y el rendimiento de los atletas. Y el béisbol tendrá un escenario de fuerte carga emotiva: verá acción en Fukushima, a nueve años del accidente nuclear que se produjo tras un terremoto de 9 grados de magnitud y de un tsunami que golpeó la costa noreste del país. Fukushima es la ciudad elegida para iniciar el recorrido de la antorcha en suelo japonés, el 26 de marzo. El mensaje es claro: el olimpismo será, una vez más, la vidriera para mostrar la recuperación.

A tiempo y bajo control

En el extremo sur del barrio de Shinjuku, de Tokio, hay una esquina en la que la calma de estos días es sólo la tranquilidad que antecede a la invasión de fanáticos que llegará entre julio y agosto. El flamante Museo Olímpico de Japón comparte vecindario con el renovado estadio Olímpico, con dos campos de béisbol y uno de rugby (aunque estos no tendrán uso oficial durante los Juegos). Una zona verde rodeada por edificios emblemáticos, embajadas y hasta una galería memorial en la que se puede encontrar las mejores obras niponas de los albores del siglo XX. Los taxis, pintados de negro y con los logos oficiales de los los Juegos Olímpicos y los Paralímpicos, se pasean por calles que serán inaccesibles en cuestión de meses. El museo, custodiado por una estatua del barón Pierre de Coubertin (presidente del COI entre 1896 y 1925), tiene vista preferencial a uno de los ingresos del escenario principal de Tokio 2020 y sus cinco anillos ubicados estratégicamente en la vereda regalarán la fotografía olímpica más viral.

En la tierra de la perseverancia y la planificación a largo plazo no habrá que esperar hasta último momento para que los organizadores corten cintas o muestren aperturas contrarreloj. Hace tres semanas, unas 60 mil personas ya ocuparon las tribunas del flamante estadio Olímpico en una inauguración que contó con la participación de Usain Bolt en una simbólica carrera de relevos. El mito jamaiquino se mostró en una pista que será testigo de las ceremonias de apertura y clausura (agendadas para el 24 de julio y el 9 de agosto), de las competencias de atletismo y de la final de fútbol femenino. El comité organizador de los Juegos no se guardó nada para mostrar el moderno recinto, que se levantó donde estaba ubicado el antiguo estadio Nacional, construido para los Juegos Asiáticos de 1958 y los Olímpicos de 1964 y demolido en 2015 para dar lugar a una nueva estructura donde priman el bajo impacto ambiental, los detalles del gusto de los locales por la naturaleza y el uso de madera y de colores como el verde y el marrón para dar sensación de "bosque".

Con las diferentes sedes bajo control, el otro punto clave en el que pusieron el ojo los organizadores es la previsión ante posibles desastres naturales. El 19 de diciembre pasado se realizó un simulacro bajo la premisa de que "un terremoto de gran magnitud podría sacudir Tokio durante julio de 2020". Así, el comité organizador, la policía metropolitana y el departamento de bomberos actuaron sobre un supuesto temblor de magnitud 7 en el norte de la bahía, donde se ubica el centro olímpico Ariake, en el que se desarrollarán las competiciones de gimnasia. Nada puede quedar librado al azar.

Tecnología y ecología

El traspaso que le dio Río 2016 a Tokio 2020 en el Maracaná fue sólo un pequeño adelanto: por entonces, los japoneses desplegaron sus mejores armas, con animaciones, juegos de luces, realidad virtual, innovaciones y la aparición de Súper Mario, Hello Kitty, Pac-Man y los Supercampeones. Un mix que puso de pie al público brasileño y que dejó un mensaje: habrá convivencia de historia y tecnología, de personajes de fantasía con mitos deportivos de carne y hueso, de karaokes con luces de neón y modernos escenarios. Y van más allá: los Juegos prometen una fuerte apuesta por la robótica, la movilidad y la ecología.

En ese sentido, la automotriz Toyota, patrocinadora oficial de Tokio 2020, realizó una presentación a la que tuvo acceso LA NACION y en la que vieron la luz los robots que servirán de apoyo a los deportistas y de asistencia a los espectadores, unos modernos monopatines pensados para los visitantes de movilidad reducida, vehículos eléctricos que acompañarán a la antorcha, micros que tienen estacionamiento autónomo para los traslados oficiales, y el novedoso e-Palette, un shuttle autónomo a batería que se moverá por la Villa Olímpica. Circulará a 19 km/h, reconocerá el cruce de peatones y no requerirá de chofer, aunque podrá tener asistencia humana ante una emergencia gracias a un pequeño joystick. La enésima postal de unos Juegos que darán un salto en el tiempo.

Publicado el 2 de enero de 2020 en LA NACION

Los súper atletas y el límite del cuerpo


En Sherwood Content, un pequeño –y áspero– pueblo al noroeste de Kingston, siguen esperando que los caminos de tierra se transformen en carreteras y que, de una vez por todas, se mejore la estructura para el agua potable. Las calles no tienen nombre, pero un cartel da señales de por qué este vecindario rural cautiva al universo deportivo más allá de Jamaica: “Bienvenidos a Sherwood Content, la casa del hombre más rápido del mundo”. Un niño con escoliosis que desde temprana edad convivió con un desvío de su columna hacia la derecha y una pierna un centímetro y medio más corta que la otra. Un adolescente que, en las primeras horas del siglo, prefería escaparle al entrenamiento más allá que su ritmo ya cautivaba a los expertos. Un atleta juvenil que desdibujó todos los conceptos preestablecidos: joven –explotó antes de tiempo, lejos de la edad ideal para los velocistas–, alto –su 1,95m no es el estereotipo aconsejable para las carreras cortas–, sin experiencia –rompió marcas en los Juegos de Pekín 2008, como un novato de la distancia–, con malas salidas, con la escoliosis a cuestas –su espalda fue su talón de Aquiles–. En los últimos 20 años, Usain Bolt recreó el mundo del revés.

Nadie como él logró llevar el cuerpo al límite para contrarrestar sus defectos. Y nadie como él quebró los principales récords del atletismo (los 100 y 200 metros) con números de otro planeta. Sus 9s58/100 en los 100 metros del Mundial de Berlín 2009 son materia de estudio. Desde entonces, resulta inexplicable, más allá de cualquier hipótesis y de un sinfín de suposiciones. ¿Puede un hombre mantener una velocidad crucero durante 80 metros para después romper los pronósticos físicos, técnicos y científicos y así pulverizar los supuestos límites de velocidad del cuerpo humano? Su vuelo sobre la pista del Olympiastadion berlinés en agosto de 2009 sigue siendo una incógnita.

Casi una década después, diferentes especialistas todavía intentan descifrar cómo fue que Bolt logró alcanzar una velocidad sin precedentes. Las marcas más terrenales se habían ubicado en torno a los 9s80/100 hasta 2008, cuando hizo sonar las alarmas en Pekín con 9s69/100. Después impactó con once centésimas menos.

Existe una creencia popular que una zancada desigual tiende a ralentizar a un sprinter. No es el caso. Su pierna derecha –la más corta– tenía una fuerza máxima al tocar la pista superior a la de una pierna izquierda que permanecía en el piso más tiempo que la otra. Es por eso que se desconoce si ese defecto potenció su velocidad o si Bolt optimizó la irregularidad. ¿Podría haber recorrido los 100 metros en menos de 9s58/100 en otras condiciones?

Contemporáneo de súperatletas como el nadador Michael Phelps (23 medallas de oro olímpicas), los futbolistas Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, los tenistas Roger Federer, Rafael Nadal o Novak Djokovic, o la gimnasta Simone Biles (una prodigio que desafía las leyes de la física), Bolt se distinguió porque amalgamó músculos, talento e impacto. Todo a la velocidad de un rayo. Ya fuera de carrera (se retiró en agosto de 2017), un caso similar al de Bolt emergió desde las piletas en los últimos años. Katie Ledecky, una joven nacida en Washington en 1997, colecciona marcas y muestra una superioridad aplastante. Nadie nada (ni nadó) más rápido que ella en los 400, 800 y 1500 metros libre. Su cuerpo no causa asombro (1,83m y 69 kg), ni se destaca por el tamaño de manos y pies. Pero su ventaja está en otro lado: su flotación, su naturalidad, la contundencia de su braceo y su constancia. Cautiva con su velocidad crucero y desarma rivales a un ritmo nunca visto. Sus récords no bajan en milésimas, sino en segundos.

En tiempos donde resulta cada vez más difícil romper marcas históricas, siguen apareciendo deportistas que sacuden el status-quo. Por lo pronto, y con la corta distancia llevada a un supuesto límite por Bolt, la maratón parece ser la prueba atlética marcada en rojo para los próximos años: nadie pudo hasta el momento bajar de manera oficial las dos horas para recorrer los 42,125 kilómetros. Sin embargo, ya existe un caso por fuera de las reglamentaciones. Sucedió en octubre, cuando forzaron ese tiempo en una prueba de laboratorio en el circuito ad-hoc que se armó en el célebre parque Prater de Viena. El plusmarquista keniata Eliud Kipchoge, el rey de la larga distancia, logró correr una maratón en 1h59m40s (su récord oficial es de un minuto y 39 segundos por encima de las dos horas). Lo hizo con un arsenal de ayudas externas –liebres, control de viento, zapatillas especiales, equipos médicos, meteorólogos–, pero él también aportó lo suyo, con un cuerpo privilegiado que no conoce de barreras ni de derrotas. Por algo fue el atleta del año en las últimas dos premiaciones, tomando la posta del velocista jamaiquino. Uno a pura potencia, el otro a un ritmo demoledor. Ambos exponiendo hasta qué punto se pueden reescribir los límites. Destrozando las fronteras más terrenales. Atletas que viajaron a la Luna y volvieron para contarlo.

Publicado en diciembre de 2019 para el especial "20 años en 20 fenómenos" de LA NACION

Los talleres premium Gazoo Racing Garage en la Argentina


TOKIO.- Un auto de calle llama la atención mientras dos ingenieros ultiman detalles y hacen los controles del caso. En cuestión de días deberá transformarse, retoques mediante, en lo más parecido a un vehículo que aparece en una revista de animé. El pedido no sorprende: a este espacio llegan quienes quieren "tunear" el auto con solo algunas piezas de competición, pero también los más excéntricos. El restyling estético inspirado en un dibujo japonés no será barato: todos los cambios harán que la renovación cueste lo mismo que el valor del vehículo antes de entrar al taller ubicado en Mitaka, a 25 kilómetros de Tokio. Una localidad de casas bajas en las afueras de la capital donde la avenida principal se asemeja a un polo automotor. Con cuatro Gazoo Racing Garage en Tokio (Kita-ikebukuro, Fukagawa, Mitaka y Kamata) y uno en Indonesia, el espacio propiedad de la automotriz Toyota dio el salto fuera de Asia y en los próximos días contará con dos talleres premium en la Argentina, tras la apertura en la última semana del primer centro en Córdoba. Según pudo saber LA NACION, Buenos Aires es la ciudad elegida para el segundo GR Garage.

Hay accesorios, vestimenta del equipo de competición de la empresa, neumáticos, lubricantes y hasta simuladores. "Los conductores quieren disfrutar del manejo y ese es el objetivo de GRG: acompañar el placer de conducir", explica el vocero de un grupo de ingenieros que trabajan en Mitaka, en pleno anuncio del primer salto fuera de Asia, con la Argentina como el lugar elegido por tener un buen número de amantes de los fierros. Ideado para conductores exigentes, en estos talleres se realizan el montaje y la venta de componentes de Toyota y de otros proveedores de alto estándar de calidad. Y no hay discriminación de marca en la atención: apuntan a los propietarios de vehículos de la compañía, pero también a quienes quieren trabajar sobre autos de otros fabricantes. Eso sí, la renovación o el acondicionamiento quedan bajo garantía de la empresa japonesa.

Con los fanáticos de los autos deportivos como el target definido entre la mayoría de sus clientes (los talleres venden la imagen del rally, de sentirse parte de ese mundo), los GRG también apuntan a abrir el mercado a otro tipo de clientes, más cercanos, con pedidos más simples. Por ahora, los números en Japón marcan una veintena de trabajos por mes en cada taller y dan muestra que el límite en esa apertura está en el alto costo de los mismos. En sus experiencias asiáticas cuentan con menos clientes que otros talleres privados, aunque la diferencia está en la espalda que les da Toyota, en las garantías oficiales y en las piezas.

En el caso de la Argentina, a diferencia de lo que sucede en Japón e Indonesia, los espacios funcionarán junto a dos dealers. En Córdoba, donde dieron el primer paso, la tienda funciona en la concesionaria Toyota Centro Motors. El espacio cordobés está abierto a clientes de la marca y fanáticos del deporte motor en general y cuenta con un rincón para comprar accesorios e indumentaria y un simulador. ¿Quiénes podrían ser clientes potenciales? Si se replica lo que sucedió en los otros GRG, apostarán tanto por los aficionados que participan de pruebas locales (aquellos que no pueden afrontar el costo de un preparador y están lejos de las grandes competiciones) como por los conductores de calle que busquen reacondicionar su auto en un taller oficial o simplemente sumergirse en la experiencia del espacio temático y aprovechar las acciones interactivas.

Carlos Borrello: 'Las chicas llegan con sed de revancha y esta es la gran oportunidad'

Carlos Borrello, entrenador de la seleccion argentina de futbol femenino

No será sencilla la tarea para la Argentina en su tercera presentación mundialista, tras 12 años ausente de una Copa del Mundo (estuvo en 2003 y 2007) y con un pasado reciente marcado entre el olvido y la resurrección: luego de dos años sin actividad, la selección fue rescatada en 2018 para la última Copa América y la clasificación para Francia 2019 . Con el experimentado Carlos Borrello como entrenador -también será su tercer mundial-, llega a su debut en París con un puñado de amistosos y el rodaje de solo una temporada de preparación. Pero nadie da un paso atrás, ni baja la cabeza por lo que vendrá. Y Borrello, el hombre elegido para apuntalar la reconstrucción, avisa: "Me preguntan cómo llegamos al Mundial y yo prefiero esperar para ver cómo llegan las chicas. Si están plenas y con ritmo de fútbol podemos dar pelea. Uno de los secretos es ese. Hay una sed tan grande de revancha, de explotar, de decir "acá estamos nosotras", que uno se ilusiona. Y es una fibra que uno toca. ¿Qué otra gran oportunidad vamos a esperar? ¿Qué nos vamos a guardar? Si nos equivocamos que sea porque hicimos algo".

Previa escala en Frankfurt, la selección ya se encuentra en París, donde ayer inició los entrenamientos. Ahora solo resta la puesta a punto en las instalaciones del FC Noisy Le Grand. Habrá prácticas vespertinas y dos amistosos programados con la Universidad de Long Beach, en una semana donde aparece el próximo lunes marcado en rojo en el calendario. La selección femenina espera el debut ante Japón, en el Parque de los Príncipes.

Borrello apostará por un mix entre jugadoras de un fútbol local en vías de la profesionalización y otras que ya juegan fuera del país. Con la base del equipo que disputó la última Copa América y la clasificación para el Mundial, es probable que vuelva a usar su esquema preferido: una línea de cuatro defensoras (aunque no reniega de la línea de tres, es difícil que la utilice ante rivales tan fuertes como Inglaterra, Escocia y Japón), un triángulo en el centro del medio campo con marca, dos volantes por afuera, una creativa (Estefanía Banini) y una delantera centro definida. Las jugadoras se sienten cómodas con esa táctica y el esquema es del gusto del cuerpo técnico.

"La ilusión es grande y noto un gran compromiso de las chicas, un gran deseo de ser protagonistas. No sé hasta dónde podemos llegar, pero sí unas hay ganas tremendas de revancha. Es como que se juntó todo, y la gran movida del último tiempo genera mucha expectativa y ellas lo potencian", explica Borrello, en diálogo con LA NACION. De andar tranquilo y hablar pausado, apuesta por la unión de un grupo que hasta no hace mucho estaba desmembrado por motivos más relacionados a los escritorios que a los campos de juego. El apagón del fútbol femenino de selecciones llegó casi a los dos años en la AFA. "Perdimos roce, perdimos mucho en juveniles y todos nos pasaron por arriba", explica el entrenador. Por eso, el trabajo de los últimos meses fue clave: se sumaron fechas FIFA -antes, la selección llegaba a los mundiales sin giras con equipos de elite ni demasiados amistosos previos-, se trabajó en la rotación y en la administración de minutos, se cotejaron los trabajos que realizaron las futbolistas que se desempeñan en Europa y se fortaleció el físico. "Cuanto más conocés a los rivales jugás más suelta. Es como con las personas, con más confianza te soltás más. Antes íbamos a un Mundial sin roce y recién nos soltábamos cuando ya nos habían puesto la estampilla para volver a Buenos Aires", dice.

La posibilidad de dar un golpe en Francia radica en la ilusión de generar impacto en un país en el que recién germina una profesionalización de la actividad. Desde la selección confían que el entusiasmo puede acortar diferencias con equipos más fuertes. Pero no será sencillo. Inglaterra llega en alza (desde el cuerpo técnico argentino lo consideran favorito para el título, junto a Estados Unidos y Alemania), y con buenos desempeños a nivel europeo, además de haberse subido al podio en el último Mundial. Japón viene con un título del mundo y un subcampeonato en sus últimas dos presentaciones. Y Escocia, el más débil de los tres Top-20 del ranking FIFA, tendrá su debut de la mano de la exjugadora Michelle "Shelley" Kerr, que tuvo un buen paso como entrenadora por el fútbol femenino del Arsenal.

Borrello sabe que enfrente tendrá rivales que muestran despliegue, velocidad, pegada, potencia, y altura. Por lo que la clave de la preparación pasó por ajustar detalles tácticos, minimizar los riesgos y ganar confianza en escenarios bien distintos a los que están acostumbradas las futbolistas que desempeñan el fútbol argentino. "Experiencia y aprendizaje por encima del resultado", fue el lema de esta etapa.

"El día a día con las chicas es igual que con los hombres. Solo hay que tener un poco más de paciencia por la cuestión de que no cumplieron etapas formativas. ¿Cuántas chicas se entrenan o compiten desde los ocho años? Hay casos aislados, pero no se da en todo el país. Se empezó recién ahora con el fútbol mixto hasta los 12 años, pero falta una línea más fuerte desde el sistema educativo. No importa que lleve tiempo, pero se tiene que iniciar. Hay que seguir viajando, hacer centros de entrenamiento para las chicas del Interior. Pico y pala", apunta Borrello. Y deja un recado tras la primeras señales del profesionalismo: "Es un paso muy importante. Algo que se tendrá que ir perfeccionando en todo sentido, pero es un buen primer paso. Un paso que se veía lejos, pero que ya está en marcha. Ahora habrá que ver cómo se maneja cada club".

Con seis partidos jugados en mundiales y una marca de seis derrotas, dos goles a favor y 33 tantos recibidos, la Argentina buscará hacerse escuchar en Francia. No le será fácil. En el camino aparecen Japón (el próximo lunes, a las 13), Inglaterra (en Le Havre, el viernes 14) y Escocia (el 19 de junio, otra vez en París). Tras el desamparo y un regreso que hizo ruido, con impacto en la estructura de AFA, en las redes sociales y hasta en las empresas relacionadas con la selección, Borrello y sus jugadoras saben que tienen la oportunidad por delante. Y confían que es el momento de dar el golpe.

Publicado el 3 de junio de 2019 en LA NACION

La guía de la selección argentina para el Mundial Francia 2019


Este artículo formó parte de la Red de Expertos de The Guardian (Inglaterra) para la Copa del Mundo de fútbol femenino 2019. Una cooperación entre algunas de las mejores organizaciones de medios de los 24 países que se clasificaron para Francia 2019. La versión original en inglés se pued leer en la "Argentina Team Guide" de The Guardian. También tuvo su versión en español en el diario LA NACION (Argentina) y bajo el título "Argentina, 1000 días después" en el diario El País (España).

Resumen
No será sencilla la tarea para la Argentina en su tercera presentación mundialista, tras 12 años ausente de una Copa del Mundo (estuvo en los Mundiales de 2003 y 2007) y con un pasado reciente marcado entre el olvido y la reconstrucción: luego de dos años sin actividad, la selección fue rescatada en 2018 para la última Copa América y la clasificación para Francia 2019. Con el experimentado Carlos Borrello como entrenador (también será su tercer mundial), llega a su debut en París con un puñado de amistosos y el rodaje de solo una temporada de preparación.

Borrello apostará por un mix entre jugadoras de un fútbol local en vías de la profesionalización y otras que ya juegan fuera del país. Con la base del equipo que disputó la última Copa América y la clasificación para el Mundial, es probable que vuelva a usar su esquema preferido: una línea de cuatro defensoras (aunque no reniega de la línea de tres, es difícil que la utilice ante rivales tan fuertes como Inglaterra, Escocia y Japón), un triángulo en el centro del mediocampo con marca, dos volantes por afuera, una creativa (Estefanía Banini) y una delantera centro definida. Las jugadoras se sienten cómodas con esa táctica y es del gusto el cuerpo técnico. En algunos partidos probaron con un triángulo en el centro del campo con dos creativas junto a la mediocampista defensiva, pero sintieron que quedaba muy expuesta. Un test que no tendrá lugar ante rivales de mayor jerarquía.

En el pizarrón del entrenador aparecen nombres propios con buenas referencias: hay experiencia en el arco, una defensa con rodaje, y futbolistas de trayectoria internacional como Ruth Bravo (CD Tacón de España), Estefanía Banini (Levante de España), Florencia Bonsegundo (Sporting Huelva de España) o Soledad Jaimes (el multicampeón Lyon de Francia, finalista de la Champions League), entre otras. Lorena Benítez o Mariana Larroquette son algunos de los nombres propios que juegan en el fútbol argentino.

La posibilidad de dar un golpe en el Mundial radica en la ilusión de generar impacto en un país en el que recién germina una profesionalización de la actividad. Desde la selección confían que el entusiasmo puede acortar diferencias con los equipos de elite. Sin estructuras sólidas y con varios reveses por fuera de lo deportivo, las futbolistas argentinas buscarán hacer ruido en Francia.

El entrenador
Experiencia para la reconstrucción. Tras un exitoso primer ciclo entre 2003 y 2012 (fue campeón de la Copa América 2006 y fue el director técnico en los Mundiales de Estados Unidos 2003 y China 2007), Carlos Borrello regresó al banco albiceleste en 2018. Fue el elegido para la reconstrucción del equipo. Consiguió la clasificación a Francia 2019 y se puso al frente del proyecto, con la posibilidad de jugar amistosos previos y así conseguir roce internacional. Una previa muy valorada más allá de los resultados.

La figura
Estefanía Banini (28 años, Mendoza) es la capitana de la selección y una de las jugadores con mayor rodaje fuera del país: ahora juega en Levante de España, pero esta volante creativa ya pasó por Colo Colo de Chile, Washington Spirits de Estados Unidos y Valencia de España. Su desarrollo juvenil se dio junto a los varones y después dio el salto a Chile. La llaman "La Messi", pero a ella no le gusta: prefiere que a las futbolistas las reconozcan por sus nombres.

¿Lo sabías?
Lorena Benítez, jugadora de Boca (fútbol), Kimberley (futbol sala) y de la selección, fue mamá solo un par de semanas antes del Mundial de Francia: Verónica, su pareja, estaba embarazada de mellizos y se adelantó el parto (iba a darse justo antes de Francia 2019). Lorena y Verónica se levantan todos los días a las 2 de la mañana para ir a trabajar al Mercado Central, donde tienen un puesto de reparto de alimentos.

Breve resumen de la historia del fútbol en el país
Más allá de que hubo un primer partido en La Boca en 1923 y existen relatos e imágenes de mujeres que jugaban al fútbol desde la década del 50, ni los clubes ni la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) les generaron espacio hasta mediados de los 90. En ese contexto, un grupo de mujeres aparecen como las pioneras al jugar el Mundial de 1971 en México. Lo hicieron en el estadio Azteca y ante 110 mil personas, pero nunca tuvieron difusión en la Argentina. Fue un "mundial invisible" organizado por una federación de fútbol ajena a la FIFA.

El fútbol femenino cuenta con una liga desde 1991, pero recién empezó a desarrollarse en el último lustro, de la mano de un crecimiento de la actividad y de la obligación impuesta por la Conmebol de que los equipos de fútbol masculino solo pueden tener licencia para competir a nivel continental si cuentan con una estructura femenina.

La de Francia será la tercera Copa del Mundo (disputó las Estados Unidos 2003 y China 2007) y el renacer para un equipo para que estuvo sin actividad durante casi 1000 días tras los Juegos Panamericanos 2015.

En marzo de este año, se firmó un acuerdo para profesionalizar el fútbol femenino, con la suscripción de contratos en cada uno de los clubes que participan en la liga. La AFA subsidia con 2000 libras anuales a cada club. Esta reacción oficial se dio tras un conflicto con la jugadora Macarena Sánchez. Sánchez quedó libre de UAI Urquiza, quedando inhabilitada para jugar en otro club por seis meses y sin compensación alguna. Su crisis personal la transformó en una oportunidad colectiva y empujó la regularización laboral y la incipiente profesionalización.

Bajo la lupa: qué jugadora puede ser la sorpresa
Milagros Menéndez (22 años, Mar del Plata) dejó buenas sensaciones tras los amistosos previos al Mundial ante equipos universitarios de Estados Unidos. Mostró soltura, picardía y movilidad. Cuenta con altura y velocidad, dos características interesantes. "Tiene mucho interés por aprender", confiesan en el vestuario argentino.

¿Cuál es el objetivo realista de la Argentina en Francia y por qué?
Las ganas de una revancha y de mayor visibilidad para superar los malos momentos potencian a un equipo que tendrá rivales fuertes en el grupo D de la Copa del Mundo: jugará ante tres equipos Top-20 (Inglaterra, Japón y Escocia). No solo tendrán cruces de elite y de alta dificultad, sino que también tendrán que adaptarse al entorno: con dos partidos en el imponente Parc des Princes de París. "Si llegamos plenos daremos batalla", confiesa el entrenador Borrello.

Presupuesto
Sin actividad durante dos años, no hay números oficiales de la selección argentina en 2018/19. Hubo una mayor inversión en viajes, pero no se brindaron cifras.

Jugadoras registradas
No hay cifras oficiales. Los equipos en Buenos Aires, los únicos que participan en la primera división, están inscriptos en la AFA. Pero también hay torneos regionales en otras partes del país donde hay un mayor número de jugadoras.

Argentina, en Francia 2019: hacerse escuchar tras el olvido


El entrenador Carlos Borrello esperó hasta último momento. Se tomó su tiempo y se aseguró la asistencia perfecta: en las últimas horas arribaron Ruth Bravo, que consiguió el ascenso a la primera división de España con el CD Tacón, y Soledad Jaimes, la reciente campeona de la Champions League con Olympique de Lyon. Con las 26 preseleccionadas instaladas en Ezeiza solo restaba conocer la nómina definitiva de 23 futbolistas para representar a la Argentina en el Mundial de Francia, que se disputará entre el 7 de junio y el 7 de julio. Y la lista tuvo una presentación más a tono con las nuevas prácticas de comunicación que con las imágenes que llegaban desde AFA hasta no hace mucho: un original video donde trabajadoras y trabajadores del predio de Ezeiza anunciaron a las jugadoras, nombre por nombre.



No será sencilla la tarea para la selección femenina en su tercera presentación mundialista, tras 12 años ausente de una Copa del Mundo (estuvo en los Mundiales de 2003 y 2007) y con un pasado reciente marcado entre el olvido y la reconstrucción: luego de dos años sin actividad, la selección fue rescatada en 2018 para la última Copa América y la clasificación para Francia 2019. Con el experimentado Borrello como director técnico (también será su tercer mundial), llega a su debut en París con un puñado de amistosos –aunque se destaca el aprovechamiento de las fechas FIFA– y el rodaje de solo una temporada de preparación. La antesala a la Copa del Mundo tuvo una gira por Australia, con derrotas ante Corea del Sur (50), Nueva Zelanda (2-0) y Australia (3-0), y otra por Estados Unidos, con mejores resultados y un balance de dos triunfos, un empate y un traspié ante conjuntos universitarios. Eso sí, en el vestuario albiceleste poco importaron los números: los amistosos sirvieron para sumar roce internacional.

Borrello apostará por una lista que cuenta con jugadoras de un fútbol local en vías de la profesionalización (13, con mayoría de UAI Urquiza, River y Boca) y otras que ya juegan fuera del país (9). Natalie Juncos, nacida en Estados Unidos e hija de los nadadores olímpicos Valentina Aracil y Luis Juncos, es la única con el pase en su poder. Con la base del equipo que disputó la última Copa América y la clasificación para el Mundial, todo indica que usará su esquema preferido: una línea de cuatro defensoras (aunque no reniega de la línea de tres, es difícil que la utilice ante rivales como Inglaterra, Escocia y Japón), un triángulo en el centro del medio campo con marca, dos volantes por afuera, una creativa (Estefanía Banini) y una delantera centro definida.

Un mundo de oportunidades

La posibilidad de dar un golpe en el Mundial radica en la ilusión de generar impacto, mientras germina la profesionalización de la actividad. Desde la selección confían en que el entusiasmo puede acortar diferencias con los equipos de elite (los tres rivales son Top-20 del ranking FIFA). Sin estructuras sólidas y con varios reveses por fuera de lo deportivo, las futbolistas quieren hacer ruido. Y así lo entienden puertas adentro. “Si llegamos plenos y con ritmo de fútbol podemos dar batalla. Hay una sed tan grande de revancha, de decir acá estamos nosotras. Más allá de que las otras tienen más historia y más recorrido, si podemos llegar así hay lugar para la ilusión”, confió Borrello, en diálogo con la nacion. La selección viajará el 31 de mayo a Francia para jugar algunos amistosos previos antes del debut en el Mundial, programado para el lunes 10 de junio contra Japón, en el Parque de los Príncipes de París. El segundo partido será el viernes 14 ante Inglaterra, en Le Havre, y la tercera presentación en el grupo será el miércoles 19 ante Escocia, otra vez en París. El desafío será mayúsculo: la historia marca que la Argentina llega con un récord de seis partidos mundialistas, con solo dos goles a favor y 33 en contra. Enfrente estarán potencias como las niponas, campeonas mundiales en 2011 y subcampeonas en 2015, o la sólida selección inglesa, con un tercer lugar en 2015

El incendio en Notre Dame, en tapas: portadas y lectura recomendada


Los nueve siglos de historia perdidos entre las llamas (Daily Mail), el drama del título más creativo entre el lamento (Libération), las llamas entre el llanto (New York Post), la esperanza (The West Australian), la desolación (La voix du Nord), lo inesperado (Le Télégramme), y la sensación de que una ciudad ya no será la misma (Clarín y La Nación). Entre tanto texto interesante en los portales de todo el mundo (hipótesis, reliquias, detalles), un repaso por las portadas papel. Muchas creativas y otras corriendo sus propios límites (tanto en espacio, como en formatos de títulos). En tiempos digitales, una de las pocas soluciones para corregir el desplome y la falta de interés va por el camino de generar impacto del bueno.

#lecturarecomendada


Notre Dame antes del incendio en 360° (Youtube)

El viejo análisis de Mourinho y Villas-Boas sobre Messi


Un Ronaldinho que es “un engañador constante”, un central como Carles Puyol “agresivo pero con mal sentido posicional”, un Andrés Iniesta que sobresale con apenas 21 años y un Lionel Messi “demasiado zurdo”. Las definiciones surgen de un dossier armado por José Mourinho y su por entonces asistente André Villas-Boas de cara al Barcelona-Chelsea de octavos de final de la Champions League 2005/06 (Villas-Boas era el principal encargado en estos trabajos, según reveló el entrenador más tarde). Apuntes que filtró la cuenta de Twitter Performance Analysis in Action el último fin de semana y que tardaron apenas horas para estar traducidos en todos los idiomas.

No es habitual que se filtren los informes en detalle que realizan los entrenadores de fútbol sobre los equipos rivales. Y menos si se trata de un trabajo de scouting de elite. Es por eso que la filtración se viralizó a un ritmo sorprendente: mostraron el detrás de escena de Mourinho y Villas-Boas, y revelaron parte del trabajo minucioso del equipo técnico. En la Argentina, el impacto se dio por las anotaciones que aparecían al lado de Messi: “Calidad y velocidad, pero muy zurdo. Con exactamente los mismos comportamientos que Ronaldinho dentro de las líneas o diagonales. Empuja al equipo al avanzar con la pelota y es increíble en el uno contra uno”. Elogios que solapan una pequeña crítica al rosarino a sus 18 años, y sobre la que se recordó la frase de Pelé en diciembre del año pasado: “Tiene una sola pierna, una gambeta y no cabecea”. El abanico de definiciones de Messi en sus 656 goles oficiales es la respuesta futbolística perfecta.

En febrero de 2006, Barcelona y Chelsea se enfrentaron en los octavos de final de la Champions League, en un duelo marcado por la expulsión de Asier Del Horno por salir a "cazar" a Messi –Mourinho disparó contra el rosarino, a quien le apuntó por "hacer teatro"–. El equipo dirigido por Frank Rijkaard ganó 2-1 en Stamford Bridge, y selló la clasificación en el partido de vuelta con un empate 1-1 en el Camp Nou. Las acciones del duelo de octavos, la expulsión de Del Horno y los cruces dialécticos formaron parte del que muchos señalan como el punto de inflexión en la relación entre el entrenador portugués y Barcelona. Un vínculo que se quebró definitivamente con su arribo a Real Madrid, años más tarde.

“Ronaldinho tiene una transición defensiva muy pobre, al igual que su trabajo defensivo. Es algo a explotar. Y es un engañador constante: cae fácilmente”, se puede leer en el informe del cuerpo técnico de Chelsea. El brasileño es quien recibe la peor parte en un documento con más alabanzas al juego blaugrana que críticas. Iniesta, por su parte, es uno los mejor considerados: “Siempre sale desde el banco. Es un jugador muy dinámico, con gran radio de acción, velocidad de movimiento y velocidad de ejecución”. El mago de Fuentealbilla era una pieza de recambio de la que había que estar atento. Un diamante en bruto.

Las imágenes del análisis de Mourinho y su equipo muestran un repaso pormenorizado del juego rival. Se diseccionan la organización ofensiva, la transición, los probables sistemas de juego al inicio del partido, las opciones en el mediocampo blaugrana, cómo se adaptan al juego sin pelota, la organización defensiva, los ejecutantes de los tiros libres, los responsables de los tiros de esquina, quiénes lanzan los laterales, y todas las combinaciones posibles del sistema de Barcelona, su patrón de juego y sus variantes en ataque. No faltan las anotaciones individuales –con apuntes de los titulares y de los principales recambios–, y un mensaje especial dedicado al cuidado para frenar a Messi: “Si la opción es cometerle una falta, es importante hacerlo fuera del área y tan pronto como sea posible”. Un detalle que no pierde vigencia.

Publicado el 20 de marzo de 2019 en LA NACION

proyectos

viajoporeuropa.com: una guía online de viajes por Europa. Información, reseñas, ofertas.

viajoporeuropa.com

digital

ticespor.com. Blog deportivo con artículos fuera de agenda. Con publicaciones desde 2005 a 2012. Recibió distinciones y nominaciones.

ticespor.com

digital

Revista Potrero. Proyecto de magazine deportivo online e impreso. Historias deportivas, curiosidades.

Potrero

digital y print

JAVIER SAUL
@dr_javi
Buenos Aires, Argentina

ENVIAR UN MENSAJE